domingo, 19 de abril de 2009

¡En Vos confío!

Liturgia de la Palabra en la
Fiesta de la Divina Misericordia
II Domingo de Pascua
19 de Abril de 2009
R. P. Dr. Alfredo Sáenz, SJ
(Audio - 25' 26")


El Domingo, día del Señor, conmemora la Redención Universal de Jesucristo y ante él debe ceder el Sábado de la Antigua alianza que recuerda la Creación. Los Padres de la Iglesia adujeron a esta razón, es decir al deseo de consagrar el Domingo como día santo de la Nueva Alianza, el que el Señor Resucitado se apareciera a sus discípulos en él, transformándolo en día cósmico de la Creación, día evangélico de la Resurrección, día litúrgico de la Eucaristía, día escatológico del Siglo Futuro. Día, en fin, en que el Señor sopló sobre los Apóstoles, comunicándoles el poder de perdonar los pecados e infundiendo en la Iglesia el espíritu de Santidad.
El Apóstol Tomás, sumergido aún el la oscuridad que el Viernes Santo entenebreció el Calvario, se manifiesta como el primer positivista: ver y tocar para creer. Pero Cristo, aurora de victoria, se le acerca para entablar un admirable torneo que terminará con una completa confesión de fe: "Señor mío y Dios mío".
Sugiere el texto evangélico que Tomás puso su mano sobre la herida que el soldado abrió en el costado de Cristo. De esa herida nació el sacramento admirable de la Iglesia, nueva Eva nacida del costado de su Esposo dormido sobre el madero de la Cruz. Del corazón abierto de Jesús, salió al punto sangre y agua simbolizado los sacramentos conque se edifica la Iglesia: La Eucaristía y el Bautismo. De ese mismo Corazón sacratísimo mana la Misericordia sin límites que, como dijera un gran poeta español, pasa las noches oscuras y húmedas del invierno golpeando con porfía las puertas clausuradas de nuestra alma empedernida (*).
Pidamos al Señor que al apoyarse en nuestros labios en cada comunión podamos decirle Señor mío y Dios mío; que al tocar los accidentes del pan creamos firmemente en su presencia Divina, real y sustancial y que al palpar con los sentidos las humildes apariencias eucarísticas, penetremos con la fe en su gloria pascual.
Para oír presione el botón de Play

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

¡Baje el archivo de audio desde MediaFire!

¡Oiga o Baje el archivo de audio desde Esnip's!


La ilustración: fragmento del óleo sobre lienzo "San Francisco abrazando al Crucificado" del pintor español Bartolomé Esteban Murillo, que data de 1668 y se conserva en el museo de Bella Artes de Sevilla.

(*) Hace referencia al Soneto de Felix Lope de Vega y Carpio "¿Qué tengo yo que mi amistad procuras?".


1 comentario:

Lille Skvat dijo...

Hola:

He creado uno nuevo blog para que tú y todos tus seguidores os podáis explicar y debatir temas de religión que nos interesan a todos. Está en http://discutiendosobrecristianismo.blogspot.com/ y he puesto un enlace a tu blog.

Quedáis todos invitados.

Saludos,

Lille Skvat
http://lilleskvat.blogspot.com