sábado, 11 de abril de 2009

Me rodea una jauría de perros

Liturgia de la Palabra en la
Celebración de la Pasión del Señor
10 de Abril de 2009
S.E.R. Mons. Antonio Baseotto
(Obispo Castrense Emérito)
(Audio - 37' 27")


El hombreDios pendiente del madero de la Cruz entre el Cielo y la tierra, ha de ser centro de atención en cada Viernes Santo. Porque desde esa cátedra ensangrentada, sintetizando sus enseñanzas vertidas a lo largo de tres años, ejerce el verdadero Magisterio: entregar su vida no sólo por sus amigos, sino por todos los hombres.
La Sagrada escritura, según el testimonio del discípulo amado, consigna cuatro frases emitidas en aquellas dramáticas circunstancias:
"Mujer, ahí tienes a tu hijo; y después dijo al discípulo: Ahí tienes a tu madre". Con la misma palabra que la designara cuando en las bodas de Caná, por su solicitud, anticipó su ministerio, el Hijo nos entrega a su Madre consagrándola Corredentora y Mediadora de todas las gracias.
"Tengo sed". Cristo no solamente tiene una sed abrasadora de agua, sino que lo consume una sed más alta, la sed de nuestra salvación.
"Todo está cumplido". Recordando toda su vida terrena, desde la Encarnación hasta la condena a muerte y la crucifixión pudo decir Jesucristo: He cumplido la voluntad de mi Padre.
Pidámosle al Señor que en el momento de nuestra muerte podamos también decir: "Todo está cumplido".
Para oír presione el botón de Play

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA



La ilustración: Grabado de Gustav Doré.