miércoles, 27 de mayo de 2009

San Agustín y la Conversión


Conferencia del Prof. Dr. Antonio Caponnetto

Tercera del ciclo "Los Clásicos", auspiciado por el

Centro de Estudios Nuestra Señora de la Merced

7 de Mayo de 2009

(Audio 67' 17")



Siguiendo con el ciclo "Los Clásicos" que el Centro de Estudios Nuestra Señora de la Merced ha auspiciado recientemente, publicamos su Tercera conferencia en la que el Prof. Dr. Antonio Caponnetto nos habla del grande San Agustín, modelo de escritor sacro, pero sobre todo de Obispo.
La misma consta de varias partes, que el disertante ha hilvanando metódicamente. En la primera se analizan algunas de las paradojas de San Agustín, como la de sus padres, la de amar sin conocer el Amor, o la del reconocimiento mundano y el hastío del mundo. En la segunda se enuncian las principales razones que explican la vigencia agustiniana. Por ejemplo, el hondo análisis que hace el santo del concepto de felicidad o del hombre interior. En la tercera se enuncian los grandes principios rectores del pensamiento agustiniano: la doctrina de la iluminación, la de la participación, la lucha de la Ciudad de Dios contra la Ciudad de los Hombres, la de la educación como Pedagogía del Verbo.
Finalmente se relata las circunstancias en las que el Santo vio acercarse la muerte: en aquellos tiempos, los Vándalos, tras un imparable avance, rodeaban la ciudad de Hipona. Los campos habían sido devastados, las ciudades arruinadas, los asesinatos ensangrentaban la tierra. Pero a pesar de todo, San Agustín no se amilanó; siguió enseñando, escribiendo, predicando. Recordando las palabras que Cristo le había dicho a un obispo que agonizaba: "Si tienes miedo de sufrir en la tierra y de ir al cielo, no puedo hacer nada por ti", escribió: "Quien ama a Cristo no puede tener miedo de encontrarse con Él, si decimos que amamos a Cristo y tenemos miedo de encontrarnos con Él cara a cara deberíamos cubrirnos el rostro de vergüenza".
En este tiempo en que el mundo parece haber enloquecido, en que los enemigos de la Iglesia están enquistados en su seno y maquinan su destrucción, pidamos a San Agustín que interceda ante el Trono de la Misericordia a fin de que los Obispos católicos no tengan miedo de sufrir en la tierra por testimoniar a Cristo y así sean dignos de encontrarse con Él. Pidamos a San Agustín que interceda ante Dios Todopoderoso para que los Obispos católicos no sean cuervos roncos y pendencieros que graznen diciendo "Mañana, Mañana", canción perezosa de los que no quieren luchar ahora; porque el combate es hoy. Que sean en cambio fuertes, clarividentes, viriles, piadosos, capaces de enfrentar a los vándalos, no de pactar con ellos.
Por todo esto y para que podamos obtener la fuerza de su conversión, la clarividencia de su doctrina, la virilidad que tuvo contra los herejes, la piedad de morir recitando los salmos, digamos con toda la fuerza de nuestras almas: ¡San Agustín de Hipona, ora pro nobis!.
Para comenzar a oír, presione el botón de Play:

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

¡Baje el archivo de audio desde MediaFire!

¡Oiga o baje el archivo de audio desde Esnip's!

La ilustración: "El Triunfo de San Agustín", óleo de Claudio Coello pintado en 1664, que está en el Museo del Prado en Madrid.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Porqué difunden tanto a Caponetto siendo conocida su psotura en contra de la Democracia?
Por favor,el Cristianismo implica tolerancia...

Anónimo dijo...

Yo me hago otra pregunta. ¿Por qué difunden tanto la democracia,si se proclaman católicos?
Por favor, basta de ecumenismo mistongo.

Anónimo dijo...

Hace falta difundirlo aún más a Caponnetto. Como si la Democracia fuese más importante que la Verdad!
La palabra Tolerancia asi como la entendes vos, no tiene nada que ver con las enseñanzas de Cristo

Grupo dijo...

al proterbo que pretende la democracia hay que mandarlo a los buenos libros, para que antes de decir sandeces la proxima vez piense antes de hablar.. aguante caponnettoehe