domingo, 26 de abril de 2009

¡Cristo Vive!

Liturgia de la Palabra en el
III Domingo de Pascua
26 de Abril de 2009
R. P. Dr. Alfredo Sáenz, SJ
(Audio - 21' 01")


El Cristianismo es, antes que nada, adhesión sin reserva a la persona de Cristo Resucitado. A eso se debe la insistencia del Señor ante los asombrados discípulos que no terminaban de aceptar el milagro de Pascua, y a quienes declaró: "¡Mirad mis manos y mis pies, soy Yo mismo. Tocadme y ved, un espíritu no tiene carne ni huesos como Yo tengo!" (Lc. 24, 39).
¡Cristo Vive! Recordemos esta verdad de fe que nos enseña que la carne del Señor, perteneciendo al dominio de la creación terrena, participa de la gloria de Dios por toda la eternidad, por la cual es fundamento de nuestra futura glorificación. La Resurrección del Señor es el punto de partida de la misión apostólica. Desde el día siguiente a la Pascua, los apóstoles fueron enviados a predicar a la gran multitud que llena los marcos de la historia y que debe creer sin haber visto.
La fiesta de Pascua era entre los judíos una fiesta agraria en que se ofrecía las nuevas espigas de trigo, primicia de la cosecha, y se comía pan ácimo. Luego se agregó la celebración del paso del Mar Rojo. Jesucristo llevó a la plenitud esta celebración en la Última Cena: Él es la nueva espiga, el grano de trigo que cayó en el surco de la muerte para luego fructificar; su muerte y Resurrección constituyeron un nuevo paso por el mar que dejó rojas de sangre sus vestiduras y de cuyas aguas sepulcrales emergió con nueva vida.
En cada Comunión, recibimos el Cuerpo glorioso y radiante de Cristo victorioso, dominado por el fuego de la Divinidad, que el sacerdote nos muestra y anuncia al decir "El Cuerpo de Cristo". Respondamos con un amén abarcativo de todas las enseñanzas de la Iglesia y pidamos al Señor la gracia de adherirnos a Él cada día con mayor firmeza.
Para comenzar a oír, presione el botón de Play

Get this widget | Track details | eSnips Social DNA

¡Baje el archivo de audio desde MediaFire!

¡Oiga el archivo de audio desde Esnip's!


La ilustración: Incredulidad de Santo Tomás", óleo sobre lienzo del pintor italiano Michelangelo Merisi da Caravaggio , que data de 1602 y se conserva en el museo Neues Palais de Potsdam.