jueves, 25 de septiembre de 2014

¡Golpe de estado en Ciudad del Este!


Bergoglio echó a Mons. Livieres

¡Fuerte operativo policial!

¡Lo odian por esto!

Esta entrada incluye extraordinaria carta de Mons. Livieres


Entre gallos y medianoche, sin guardar el debido proceso, ni la caridad cristiana, ni aún las más mínimas normas de educación, Bergoglio depuso a Mons. Rogelio Livieres Plano, Obispo de Ciudad del Este. El pronóstico que habíamos hecho hace ya muchos meses, se ha cumplido con una sentencia dictada antes de que los visitadores apostólicos cayeran sobre el Paraguay.

Cuando leímos esta mañana los decretos correspondientes y, sobre todo, la carta de la Nunciatura Paraguaya por la que se daba a conocer la medida, nos quedó clara la maniobra: mientras se llamaba a Roma y se entretenía allí al pastor, el nuncio era instruido para que se dirigiera de inmediato a Ciudad del Este, en compañía del nuevo Administrador Apostólico sede vacante, a fin de tomar el poder, ¡antes de que la noticia se le comunicara al despedido!
Maniobra golpista que deja ver el temor a una sublevación popular si acaso Mons. Livieres estuviera presente.

Esa nuestra impresión ha sido confirmada por el mismo obispo en la carta que publicamos abajo, y que será una página de antología en la historia de la Iglesia, si es que después de Bergoglio le quedara mucha historia; y a la que remitimos a nuestros lectores pues explica lo ocurrido acabadamente.

Y así fue. Esta mañana, rodeados por un fuerte operativo policial, los enviados de Francisco llegaron a Ciudad del Este y tomaron la curia Arzobispal que quedó custodiada por efectivos armados.
Según nos informan, la madre del Obispo de 89 años que vive allí y que fue tratada con displicencia, tuvo que empaquetar las cosas del obispo y las suyas propias. Se pusieron candados. El Golpe quedó consumado; mientras el obispo no puede volar desde Roma hasta el próximo Lunes.
Bergoglio es buen estratega; esperemos que esa habilidad le sirva para salvar su alma.

Mons. Livieres ha sido depuesto ante todo porque es un tradicionalista sin pelos en la lengua; y porque ha demostrado que se puede construir un seminario lleno de vocaciones siguiendo la tradición de la Iglesia; lo cual no puede menos que contrastar con el desierto Seminario de Devoto, asentado en una de las ciudades más grandes del mundo y con la mayor matrícula católica del país, y testigo de la esterilidad modernista.

¡Y por esto!

Llama la atención que la misma persona que habla de misericordia, incluso rozando la herejía, practique la máxima intolerancia. Que el mismo que declama por Justicia, practique la arbitrariedad. Que el reformador "democrático" de la curia romana ejerza el poder como un déspota consumado... contra los débiles; pues luego festeja a los poderosos sin importarle lo inmorales o enemigos que puedan ser.

Según el comunicado oficial de la diócesis de Ciudad del Este, su obispo fue destituido "por la falta de unidad en la comunión con los otros Obispos del Paraguay". ¡Enhorabuena Mons. Rogelio Livieres! No está Ud. en comunión con Lugo, el lujurioso desenfrenado que vendió su primogenitura por un plato de lentejas podridas, ni con el homosexual Cuquejo cabeza de la Iglesia en Paraguay, ni con los herejes que destruyen la doctrina y la liturgia en las tierras del Dr. Francia y del Mariscal Solano López. ¡Enhorabuena!

Y parafraseando al cardenal Ratzinger, cuando se dirigió al luego cardenal Domenico Bartolucci, director del Coro de la Capilla Sixtina, nombrado por Pío XII y despedido injustamente por JPII, le decimos: "Resista Mons., resista" .



Carta de Mons. Rogelio Livieres
al Prefecto de la Congregación para los Obispos

Jueves, 25 de Septiembre de 2014

Cardenal Marc Ouellet

Prefecto de la Congregación para los Obispos
Palazzo della Congregazioni, Piazza Pio XII, 10,
00193 Roma, Italia

Eminencia Reverendísima:

Le agradezco la cordialidad con que me recibió el lunes 22 y el martes 23 de este mes en el Dicasterio que preside. Igualmente, la comunicación por teléfono que me ha hecho hace unos momentos de la decisión del Papa de declarar a la Diócesis de Ciudad del Este sede vacante y de nombrar a Mons. Ricardo Valenzuela como Administrador Apostólico.

Tengo entendido que el Nuncio, prácticamente en simultáneo con el anuncio que Su Eminencia me acaba de dar, ha realizado una conferencia de prensa en el Paraguay y ya se dirige hacia la Diócesis para tomar control inmediato de la misma. El anuncio público por parte del Nuncio antes de que yo sea notificado por escrito del decreto es una irregularidad más en este anómalo proceso. La intervención fulminante de la Diócesis puede quizás deberse al temor de que la mayoría del pueblo fiel reaccione negativamente ante la decisión tomada, ya que han manifiestado abiertamente su apoyo a mi persona y gestión durante la Visita Apostólica. En este sentido recuerdo las palabras de despedida del Cardenal Santos y Abril: «espero que reciban las decisiones de Roma con la misma apertura y docilidad con que me han recibido a mí». ¿Estaba indicando que el curso de acción estaba ya decidido antes de los informes finales y el examen del Santo Padre? En cualquier caso, no hay que temer rebeldía alguna. Los fieles han sido formados en la disciplina de la Iglesia y saben obedecer a las autoridades legítimas.

Las conversaciones que hemos mantenido y, aparentemente ya que no los he visto, los documentos oficiales, dan por justificación para tan grave decisión la tensión en la comunión eclesial entre los Obispos del Paraguay y mi persona y Diócesis: «no estamos en comunión», habría declarado el Nuncio en su conferencia.

Por mi parte, creo haber demostrado que los ataques y maniobras destituyentes de la que he sido objeto se iniciaron ya desde mi nombramiento como Obispo, antes incluso de que pudiera poner un pie en la Diócesis –hay correspondencia de la época entre los Obispos del Paraguay con el Dicasterio que Su Eminencia preside como prueba fehaciente de ello. Mi caso no ha sido el único en el que una Conferencia Episcopal se ha opuesto sistemáticamente a un nombramiento hecho por el Papa contra su parecer. Yo tuve la gracia de que, en mi caso, los Papas san Juan Pablo II y Benedicto XVI me apoyaran para seguir adelante. Entiendo ahora que el Papa Francisco haya decidido retirarme ese apoyo.

Sólo quiero destacar que no recibí en ningún momento un informe escrito sobre la Visita Apostólica y, por consiguiente, tampoco he podido responder debidamente a él. A pesar de tanto discurso sobre diálogo, misericordia, apertura, descentralización y respeto por la autoridad de las Iglesias locales, tampoco he tenido oportunidad de hablar con el Papa Francisco, ni siquiera para aclararle alguna duda o preocupación. Consecuentemente, no pude recibir ninguna corrección paternal –o fraternal, como se prefiera– de su parte. Sin ánimo de quejas inútiles, tal proceder sin formalidades, de manera indefinida y súbita, no parece muy justa, ni da lugar a una legítima defensa, ni a la corrección adecuada de posibles errores. Sólo he recibido presiones orales para renunciar.

Que mis opositores y la prensa local hayan recientemente estado informando en los medios, no de lo que había pasado, sino de lo que iba a suceder, incluso en los más mínimos detalles, es sin duda otro indicador de que algunas altas autoridades en el Vaticano, el Nuncio Apostólico y algunos Obispos del país estaban maniobrando de forma orquestada y dando filtraciones irresponsables para «orientar» el curso de acción y la opinión pública.

Como hijo obediente de la Iglesia, acepto, sin embargo, esta decisión por más que la considero infundada y arbitraria y de la que el Papa tendrá que dar cuentas a Dios, ya que no a mí. Más allá de los muchos errores humanos que haya cometido, y por los cuales desde ya pido perdón a Dios y a quienes hayan sufrido por ello, afirmo una vez más ante quien quiera escucharlo que la substancia del caso ha sido una oposición y persecución ideológica.

La verdadera unidad eclesial es la que se edifica a partir de la Eucaristía y el respeto, observancia y obediencia a la fe de la Iglesia enseñada normativamente por el Magisterio, articulada en la disciplina eclesial y vivida en la liturgia. Ahora, empero, se busca imponer una unidad basada, no sobre la ley divina, sino sobre acuerdos humanos y el mantenimiento del statu quo. En el Paraguay, concretamente, sobre la deficiente formación de un único Seminario Nacional –deficiencias señaladas no por mí, sino autoritativamente por la Congregación para la Educación Católica en carta a los Obispos de 2008. En contraposición, y sin criticar lo que hacían otros Obispos, aunque hay materia de sobra, yo me aboqué a establecer un Seminario diocesano según las normas de la Iglesia. Lo hice, además, no sólo porque tengo el deber y el derecho, reconocido por las leyes generales de la Iglesia, sino con la aprobación específica de la Santa Sede, inequívocamente ratificada durante la última visita ad limina de 2008.

Nuestro Seminario diocesano ha dado excelentes frutos reconocidos por recientes cartas laudatorias de la Santa Sede en al menos tres oportunidades durante el pontificado anterior, por los Obispos que nos han visitado y, últimamente, por los Visitadores Apostólicos. Toda sugerencia hecha por la Santa Sede en relación a mejoras sobre el modo de llevar adelante el Seminario, se han cumplido fielmente.

El otro criterio de unidad eclesiástica es la convivencia acrítica entre nosotros basada en la uniformidad de acción y pensamiento, lo que excluye el disentimiento por defensa de la verdad y la legítima variedad de dones y carismas. A esta uniformidad ideológica se la impone con el eufemismo de «colegialidad».

El que sufre las últimas consecuencias de lo que describo es el pueblo fiel, ya que las Iglesias particulares se mantienen en estado de letargo, con gran éxodo a otras denominaciones, casi sin vocaciones sacerdotales o religiosas, y con pocas esperanzas de un dinamismo auténtico y un crecimiento perdurable.

El verdadero problema de la Iglesia en el Paraguay es la crisis de fe y de vida moral que una mala formación del clero ha ido perpetuando, junto con la negligencia de los Pastores. Lugo no es sino un signo de los tiempos de esta problemática reducción de la vida de la fe a las ideologías de moda y al relajamiento cómplice de la vida y disciplina del clero. Como ya he dicho, no me ha sido dado conocer el informe del Cardenal Santos y Abril sobre la Visita Apostólica. Pero si fuera su opinión que el problema de la Iglesia en el Paraguay es un problema de sacristía que se resuelve cambiando al sacristán, estaría profunda y trágimente equivocado.

La oposicion a toda renovación y cambio en la Iglesia en el Paraguay no sólo ha contado con Obispos, sino también con el apoyo de grupos políticos y asociaciones anti-católicas, además del apoyo de algunos religiosos de la Conferencia de Religiosos del Paraguay –los que conocen la crisis de la vida religiosa a nivel mundial no se sorprenderán de esto último. El vocero pagado y reiteradamente mentiroso para tales maniobras ha sido siempre un tal Javier Miranda. Todo esto se hizo con la pretensión de mostrar «divisón» dentro de la misma Iglesia diocesana. Aunque la verdad demostrada y probada es la amplia aceptación entre el laicado de la labor que veníamos haciendo.

Del mismo modo que, antes de aceptar mi nombramiento como Obispo, me creí en la obligación de expresar vivamente mi sentimiento de incapacidad ante tamaña responsabilidad, después de haber aceptado dicha carga, con todo el peso de la autoridad divina y de los derechos y deberes que me asisten, he mantenido la gravísima responsabilidad moral de obedecer a Dios antes que a los hombres. Por eso me he negado a renunciar por propia iniciativa, queriendo así dar testimonio hasta el final de la verdad y la libertad espiritual que un Pastor debe tener. Tarea que espero continuar ahora desde mi nueva situación de servicio en la Iglesia.

La Diócesis de Ciudad del Este es un caso a considerar que ha crecido y multiplicado sus frutos en todos los aspectos de la vida eclesial, para felicidad del pueblo fiel y devoto que busca las fuentes de la fe y de la vida espiritual, y no ideologías politizadas y diluídas creencias que se acomodan a las opiniones reinantes. Ese pueblo expresó abierta y públicamente su apoyo a la labor apostólica que hemos venido haciendo. El pueblo y yo hemos sido desoídos.

Suyo afectísimo en Cristo,

+ Rogelio Livieres Ex obispo de Ciudad del Este (Paraguay)


¡Por favor, deje su comentario!

229 comentarios:

«El más antiguo   ‹Más antiguo   201 – 229 de 229
Anónimo dijo...

Para Tomás , el mandato de Jésus " ..evangelizar todas las naciones ... " , no existió .



30 de septiembre de 2014, 9:33


ANÓNIMO DELIRANTE ES USTED QUE NO QUIERE VER QUIENES FUERON LOS HETERODOXOS QUE TOMARON EL GOBIERNO DE LA IGLESIA DESDE roncalli

Anónimo dijo...

"anónimo la misa de montini NO ES LA MISA DE SIEMPRE
DEJE DE BUSCAR EPÍCLESIS Y DEMÁS YERBAS

LO RECONOCIERON HASTA LOS MISMOS PROTESTANTES


A OTRO PERRO CON ESE HUESO

LE DEJARON LA CONSAGRACIÓN PARA DISIMULAR PERO LE QUITARON TODO LO CATÓLICO QUE PUDIERON"

Más que lo que digan "los protestantes" (que son muchos y piensan muy diferente), lo importante es lo que diga la Iglesia Católica, y la Iglesia Católica dice lo que dice realmente el documento que citó Tomás, y no lo que Tomás dijo sobre ese documento. Tomás se llena la boca hablando de documentos de la Iglesia y pide que lo refuten "con argumentos". Pues bien, este "argumento" (tomado textualmente del documento que Tomás cita) dice que Tomás está confundido, o está mintiendo. Si Tomás quiere contestar, bienvenido será. Ahora bien, si a Ud. le preocupa más lo que digan los protestantes que lo que diga la Iglesia Católica, o si quizás Ud. prefiere creer que la Iglesia Católica ya no es la Iglesia Católica, es otro problema, pero por lo menos no digamos cosas que no son ciertas.

Anónimo dijo...

PUES N0OOO
LOS PROTESTANTES LO DICEN PORQUE ELLOS MISMOS ESTUVIERON MODIFICANDOLO POR ORDEN DEL NEFASTO MONTINI
NO LO DICEN PORQUE SI
SINO PORQUE LA MISA SE ADAPTÓ A LO QUE ELLOS CREEN

deje de mentir garbababa
basoso no tiene otra cosa mejor que maquillar la realidad??

Anónimo dijo...

http://www.statveritas.com.ar/Autores%20Cristianos/Romano%20Amerio/La%20Reforma%20Liturgica.htm

póngase a leer y cállese un poco esa bocota pervertida que tiene

Anónimo dijo...

la "iglesia " católica también lo dice anónimo garbabababababab


pregúntele sino a congar de lubac rahner y toda la runfla modernista jajajajaja

Anónimo dijo...

que le pregunte también a los de Taizé
yo en este momento no tengo a mano el libro para citarlo
PERO ELLOS TAMBIÉN LO DICEN


DICEN QUE LA MISA ES AHORA MAS CERCANA A LA CENA PROTESTANTE

Anónimo dijo...

http://materinmaculata.wordpress.com/2014/09/28/plegaria-eucaristica-ii-es-de-hipolito-o-una-nueva-fabricacion/

Anónimo dijo...




Porque este blog hace publicidad pornografica ....

http://materinmaculata.wordpress.com/2014/09/28/plegaria-eucaristica-ii-es-de-hipolito-o-una-nueva-fabricacion/


Anónimo dijo...

http://www.ivoox.com/movimiento-liturgico-capitulo-6-la-reforma-liturgica-audios-mp3_rf_279240_1.html

Anónimo dijo...

anónimo 30 de septiembre de 2014, 18:46 sos un reverendo hijo de putas decir eso de ese blog



pornográfico serás vos con tu inmundo modernismo.....

Anónimo dijo...

Tomás,

Veo que ha respondido muchos mensajes, pero no ha vuelto a emitir palabra sobre lo que dijo de Institutio Generalis y la Misa, después de haber recibido respuesta. ¿Ratifica o rectifica?

Tomás dijo...

Anónimo dijo...
Tomás,

Veo que ha respondido muchos mensajes, pero no ha vuelto a emitir palabra sobre lo que dijo de Institutio Generalis y la Misa, después de haber recibido respuesta. ¿Ratifica o rectifica?
1 de octubre de 2014, 10:30

+

Por supuesto que ratifico todo lo que dije sobre la "reforma" litúrgica de Pablo VI y su carácter obligatorio para los "católicos" que lo reconocen como verdadero Papa.

Y salvo prueba en contrario siempre seré de esa convicción.

Anónimo dijo...

Más clarito Tomás, lo que Ud. dijo sobre Institutio Generalis era cualquier verdura. ¿Va a reconocer mínimamente que estaba equivocado en su afirmación, que el documento que Ud. citó no dice lo que Ud. dijo que dice, y que por lo tanto, es falso eso de que "la definición oficial" de lo que Ud. llama despectivamente "la misa de Montini" es lo que Ud. dijo?

Anónimo dijo...

De lo contrario, si no lo reconoce así clarito y con todas las letras, será otro ejemplo más (y van varios...) de que el "sí sí no no" los mal llamados "tradicionalistas" lo aplican solo cuando ellos lo creen conveniente...

Tomás dijo...

Anónimo dijo...
1 de octubre de 2014, 11:59

+

Montini define en el § 7 de la "Institutio Generalis" su "misa" como una reunión de la comunidad presidida por el sacerdote para conmemorar al Señor.

Esta definición contiene tres herejías.

1. El sacerdote no el moderador o presidente de la comunidad, sino que representando a Cristo renueva en forma incruenta el Santo Sacrificio de la Cruz.

2. Es el sacerdote que ofrece el Sacrificio y no la comunidad.
Por ese motivo la Misa también puede ser celebrada sin fieles.

3. La Misa no es una conmemoración, sino la renovación incruenta del Santo Sacrificio de la Cruz.

Anónimo dijo...

Tomás,

Le repito, Institutio Generalis, en su punto número 7, dice esto:

"7. En los momentos difíciles, en los que ciertamente se ponía en crisis la fe católica acerca de la naturaleza sacrificial de la Misa, acerca del sacerdocio ministerial y de la presencia real y permanente de Cristo bajo las especies eucarísticas, San Pío V se vio obligado ante todo a salvaguardar la tradición más reciente, atacada sin verdadera razón y, por este motivo, sólo se introdujeron cambios mínimos en el rito sagrado. Ciertamente, el Misal del año 1570 se diferencia apenas muy poco del primero de todos, Misal que apareció impreso en 1474, el cual, a su vez, reproduce fielmente el Misal de la época de Inocencio III. Se dio el caso, además, que los Códices de la Biblioteca Vaticana sirvieron para corregir algunas expresiones, pero esta investigación de “antiguos y probados autores” se redujo a los comentarios litúrgicos de la Edad Media."

Como ve, el documento no dice en absoluto lo que Ud. afirma que dice. Entonces, o bien el documento tiene dos puntos número 7, o Ud. está hablando de otro documento, o Ud. está mintiendo. ¿Nos puede aclarar a todos cómo es la cosa?

Tomás dijo...

Busque el § 7, donde está la definición de "misa" montiniana.

Anónimo dijo...

Tomás,

Supongo que lo que Ud. retuerce y pretende hacerle decir al documento está en el punto 27, pero claramente Ud. entiende lo que se le canta. Lo que el texto realmente dice es lo siguiente:

"27. En la Misa, o Cena del Señor, el pueblo de Dios es convocado y reunido, bajo la presidencia del sacerdote, quien obra en la persona de Cristo (in persona Christi) para celebrar el memorial del Señor o sacrificio eucarístico.[37] De manera que para esta reunión local de la santa Iglesia vale eminentemente la promesa de Cristo: “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 20). Pues en la celebración de la Misa, en la cual se perpetúa el sacrificio de la cruz,[38] Cristo está realmente presente en la misma asamblea congregada en su nombre, en la persona del ministro, en su palabra y, más aún, de manera sustancial y permanente en las especies eucarísticas.[39]"

Entonces, como ve, ninguna de las tres cosas que Ud. objeta del texto (que Ud. parafrasea y desvirtúa con evidente mala intención) surgen del mismo. No es solo una conmemoración; sí es el sacerdote el que ofrece el Sacrificio, y lo hace obrando "in persona Christi".

¿Conforme ahora? ¿Tiene algo más para decir o va a seguir mintiendo?

Tomás dijo...

Anónimo dijo...
Tomás,

Supongo que lo que Ud. retuerce y pretende hacerle decir al documento está en el punto 27, pero claramente Ud. entiende lo que se le canta. Lo que el texto realmente dice es lo siguiente:

"27. En la Misa, o Cena del Señor, el pueblo de Dios es convocado y reunido, bajo la presidencia del sacerdote, quien obra en la persona de Cristo (in persona Christi) para celebrar el memorial del Señor o sacrificio eucarístico.[37] De manera que para esta reunión local de la santa Iglesia vale eminentemente la promesa de Cristo: “Donde dos o tres están reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt 18, 20). Pues en la celebración de la Misa, en la cual se perpetúa el sacrificio de la cruz,[38] Cristo está realmente presente en la misma asamblea congregada en su nombre, en la persona del ministro, en su palabra y, más aún, de manera sustancial y permanente en las especies eucarísticas.[39]"

Entonces, como ve, ninguna de las tres cosas que Ud. objeta del texto (que Ud. parafrasea y desvirtúa con evidente mala intención) surgen del mismo. No es solo una conmemoración; sí es el sacerdote el que ofrece el Sacrificio, y lo hace obrando "in persona Christi".

¿Conforme ahora? ¿Tiene algo más para decir o va a seguir mintiendo?
1 de octubre de 2014, 14:37

+

El primer párrafo habla claramente de comunidad dirigida por el sacerdote. Se define a la Misa como cena del señor y se habla de memorial y de sacrificio eucarístico y no de Sacrificio de la Cruz.

Esta es una clara noción protestante de la misa condenada y penada con la excomunión por el Concilio de Trento.

Luego habla de donde se reúnen dos o tres en el nombre de Cristo esta Cristo presente.
Esta es una presencia puramente espiritual, pero no real.
Por lo visto Montini no creía en la presencia real de Cristo en la Misa, sino solamente en la espiritual. De lo contrario no se explica esta cita del Evangelio.

Dada las fuertes reacciones contra la misa montiniana, especialmente la intervención de Bacci y Ottaviani, Pablo VI se vio obligado a darle a su obra un disfraz católico.
De ahí que aparecen en el último párrafo conceptos católicos como ministro de Cristo, Presencia Real y Sacrificio de la Cruz.

Pero la definición protestante nunca fue suprimida sino solamente "arreglada".
Tampoco la estructura de la "misa" modernista fue cambiada, sino que siguió siendo protestantoide.

El resultado de esta mezcla de protestantismo y catolicismo sería que la misa es la reunión de la comunidad bajo la dirección del sacerdote, el cual en persona de Cristo ofrece el Sacrificio de la Cruz y al mismo tiempo conmemora al Señor.

También esta definición, "mejorada" por razones tácticas, es herética, pues la Misa no es una reunión de la comunidad en la cual el sacerdote conmemora a Cristo y al mismo tiempo ofrece el Sacrificio de la Cruz.

Si uno mezcla una definición protestante con conceptos católicos el resultado es herético.

Es como si uno mezcla agua limpia con agua sucia.

Resultado: La definición de "misa" de Montini, también la "mejorada", es herética.

Promulgando semejante definición, y una "misa" estructurada de acuerdo a ella, Montini mostró y demostró no haber sido Papa.

Anónimo dijo...

y encima dicen que si no está la asamblea no se produce la consagración!!!!!!

Anónimo dijo...

Tomás,

“El primer párrafo habla claramente de comunidad dirigida por el sacerdote. Se define a la Misa como cena del señor y se habla de memorial y de sacrificio eucarístico y no de Sacrificio de la Cruz.”
Esos tres o cuatro conceptos que Ud. toma aislados, están en el párrafo, pero no están asociados como Ud. lo hace, para nada. Ud. toma esos elementos y los articula de manera tal de decir algo distinto que lo que dice el párrafo. Si bien no creo que sea solo una confusión idiomática de su parte, Tomás, más bien mala intención, le pido que interprete el idioma castellano correctamente, si tiene ganas. Por otro lado, no es cierto que no hable del Sacrificio de la Cruz, vea: “Pues en la celebración de la Misa, en la cual se perpetúa el sacrificio de la cruz,[38] Cristo está realmente presente en la misma asamblea congregada en su nombre, en la persona del ministro, en su palabra y, más aún, de manera sustancial y permanente en las especies eucarísticas.”

“Esta es una clara noción protestante de la misa condenada y penada con la excomunión por el Concilio de Trento.”
Eso es lo que Ud. interpreta, porque no quiere entender lo que realmente dice.

“Luego habla de donde se reúnen dos o tres en el nombre de Cristo esta Cristo presente.
Esta es una presencia puramente espiritual, pero no real.
Por lo visto Montini no creía en la presencia real de Cristo en la Misa, sino solamente en la espiritual. De lo contrario no se explica esta cita del Evangelio.”
Que cite la presencia espiritual (que es verdadera) no hace que “no crea en la presencia real”, una vez más, eso lo dice Ud. Es más, en la misma frase que le copié más arriba, dice que “Cristo está realmente presente…”. Sigue mintiendo Tomás…

“Dada las fuertes reacciones contra la misa montiniana, especialmente la intervención de Bacci y Ottaviani, Pablo VI se vio obligado a darle a su obra un disfraz católico.
De ahí que aparecen en el último párrafo conceptos católicos como ministro de Cristo, Presencia Real y Sacrificio de la Cruz.”
Claro, como no puede negar completamente la realidad y lo que efectivamente dice el párrafo, pretende interpretar la verdadera intención de Pablo VI. Leerle la conciencia. Lo suyo es realmente penoso Tomás, insostenible.

“Pero la definición protestante nunca fue suprimida sino solamente "arreglada".
Tampoco la estructura de la "misa" modernista fue cambiada, sino que siguió siendo protestantoide.”
Falso, Ud. la llama así para descalificarla.

“El resultado de esta mezcla de protestantismo y catolicismo sería que la misa es la reunión de la comunidad bajo la dirección del sacerdote, el cual en persona de Cristo ofrece el Sacrificio de la Cruz y al mismo tiempo conmemora al Señor.”
Acá la única “mezcla” es la que hace Ud., mintiendo y confundiendo todo malintencionadamente.

“Resultado: La definición de "misa" de Montini, también la "mejorada", es herética.”
Clarísimo, no importa en realidad lo que efectivamente el párrafo dice, para Ud. dice otra cosa, y Ud. sabe que dice lo que Ud. dice que dice porque eran “malos, malos, malos” y re-tramposos y parece que dijeran otra cosa, pero dicen lo que Ud. dice. Pocas veces tan caprichoso, ridículo e impresentable lo suyo, Tomás…

Anónimo dijo...

no eran malos y tramposos ...con que fueran modernistas venenosos ya es suficiente anónimo 16:09

Unknown dijo...

<>

Puede algún administrador de esta página hacer una comparación detallada sobre esos dos seminarios, con fotos?

Sería útil para difundir por las redes sociales.

Anónimo dijo...

Tomás,

En lugar de repetir en otro artículo la misma mentira que fue refutada en este artículo, ¿por qué no trata, como siempre pide Ud., de "sostenerla con argumentos"? ¿Acaso fue puesto en evidencia y para tanto la cara ya no le da? Deje de mentir sobre la Misa, por favor, retorciendo y desvirtuando los documentos del vaticano que se la pasa citando malintencionadamente. Solo los conoce para tergiversarlos.

Tomás dijo...

La definición original de "misa" de Montini es claramente herética.

La definición corregida de "misa" de Montini también lo es, pues Pablo VI no cambió la original, sino, para tranquilizar a los conservadores, le agregó que en la "misa", la reunión de la comunidad, se celebra el Sacrificio.


Anónimo dijo...

Tomás,

Ud. malinterpreta las palabras de Institutio Generalis, y lo peor es que lo hace adrede. Todo lo que dijo sobre el texto era tomar palabras sueltas y aisladas y llevarlas para donde Ud. se le antojara. Así cualquiera le hace decir cualquier cosa a cualquier documento. Ud. aparenta saber mucho de teología pero un chico de 15 años con un mínimo de honestidad intelectual interpretaría ese texto mejor que Ud. Deje de mentir.

Anónimo dijo...

Tomás tiene razón.

Anónimo dijo...

ASI ES EN VERDAD. BRGOGLIO NO ES PAPA. NO PUEDE SERLOESTOY CONTIGO, FILOMENA.
NO DEGAIGAS , ANIMO Y ADELANTE QUE QUEDA MUCHO CAMINO AUNQUE YO POR MI EDAD YA NO LO VERE. QUE DIOS EN SU BONDADOSA MISERICORDIA HAGA QUE DESDE EL CIELO VEA EL TRIUNFO DE LA SANTA IGLESIA.

Anónimo dijo...

Verdadero motivo: Bergoglio sacó a Mons. Livieres porque denunció homosexualidad del Obispo Cuquejo, que en lugar de sacarlo lo defendió.

Bergoglio alias “Francisco”: ¿El Falso Profeta que presentara al Líder del Nuevo Orden Mundial, el Anticristo?
http://codigosecretos.com.ar/bergoglio-alias-francisco-el-falso-profeta-que-presentara-al-lider-del-nuevo-orden-mundial-el-anticristo

Papa Francisco ¿Apostata, Mason, falso profeta? caída de la Iglesia. vídeo catolico https://www.youtube.com/watch?v=CakwTQ0vIEg

SEGÚN EVIDENCIA EL PAPA FRANCISCO ES EL FALSO PROFETA
https://www.youtube.com/watch?v=xA8H8G-B4Uc

Jesucristo hizo saber en el año 1986 -en Brasil- que... “Cuando tres grandes religiones (Yo nunca prediqué una religión, Yo hablé de Mí Iglesia) van a dividirse la ciudad de Jerusalén en tres partes (Yo no tengo nada que ver con eso), entonces Yo voy a retirar Mí Iglesia de la Tierra”

«El más antiguo ‹Más antiguo   201 – 229 de 229   Más reciente› El más reciente»