jueves, 26 de mayo de 2011

Otra caricatura de Juan Pablo II


La estatua bendecida en la Catedral de Buenos Aires,
es la misma de un parque temático.

Por Benjamín Benavidez



Vea más fotografías al final de esta entrada


Dijeron los medios, que El Vaticano "criticó duramente, hace pocos días, una gigantesca escultura modernista que retrata a Juan Pablo II, señalando que la estatua de bronce ubicada frente a la principal estación ferroviaria de Roma ni siquiera se parece al pontífice" (ver fotos al final de esta entrada). Según el mismo cable, "los pasajeros y turistas dicen que les recuerda al difunto dictador Benito Mussolini, más que al amado Papa".

El escultor, Oliviero Rainaldi, muestra al pontífice desplegando su capa como para abrazar a los fieles. Pero según el Vaticano, crea la impresión "de un manto que casi parece una garita de centinela coronada por una cabeza de Papa demasiado redondeada".

En esta línea marcada por la Santa Sede, la cual indica que aún en el ámbito profano no se puede representar a un beato de cualquier manera, debe entenderse este post, que relata lo que para nosotros es el "fiasco" de la Catedral Primada.

La palabra "fiasco" significa fracaso, pero también decepción; la misma desilusión que sentimos al comprobar que la estatua de Juan Pablo II, bendecida el último 1º de Mayo en la Catedral Primada de Buenos Aires por el Cardenal Begoglio, es la misma, o una copia obtenida con su molde, que la que fue exhibida por largos años en el parque temático Tierra Santa.

Para quien no conozcan de qué se trata, desde hace ya varios años está montado en nuestra ciudad Capital, un gran parque que recrea el ambiente y las circunstancias habidas en el momento en que nuestro Señor moría en la Cruz.
Su fundador, el Dr. Fernando Pugliese, es el creador de las estatuas en resina, polietileno y fibra de vidrio que lo llenan, dándole a los personajes un aspecto realista. Puede decirse sin error que lo suyo es un éxito, que incluso habrá acercado a la fe a mucha gente. Pero el estilo, la finura y los materiales que generan éxito en un parque temático, pueden no coincidir con lo que se necesita en los altares de una catedral. ¡Y este es el caso!

Además, esta estatua que muchos estamos seguros de haber visto en el parque, al lado de la de Mahatma Ghandi, es tosca, desproporcionada, rústica, por decir poco. Muestra un Juan Pablo II desalineado y grotesco, que da la impresión de una figura casi simiesca.
Nada tiene que ver con la estampa, casi cinematográfica, que el Papa proyectó por los medios en los años en que la buena salud lo acompañaba. Ni tampoco con el anciano enfermo, de rasgos paralizados por los corticoides, que llevaba su enfermedad con voluntad férrea y mucha dignidad. Ni siquiera coincide el color de la sotana que es grisáscea, como si estuviera sucia, además de arrugada.

Recuerdo que no me gustó cuando la vi en el parque, y menos me gusta ahora en la Catedral. Está en el piso cerca de la entrada, colocada sin ningún ornamento, y no creo que pueda ser entronizada finalmente en un entorno del que disiente con mucho.
Cuando visité la Catedral por última vez, vi turistas fotografiarse con la estatua a la que abrazaban como a un pariente. Justo es decir que también he visto a otros acercarse con mucha devoción y besarle piadosamente las manos.

Hubiera querido escribir este artículo al revés, es decir contarles sobre la magnífica talla del neo beato que debería haberse colocado en la Catedral; pero no es el caso. Y no se trata aquí del gusto personal, sino de la Casa de Dios, para cuyo ornato han de seguirse ciertas normas que garanticen un mínimo decoro.

Cabe preguntarse por qué la modernidad está tan alejada de los cánones del arte verdadero. No hay verdad sin belleza, y esta escultura no nos dice la verdad sobre el Papa difunto.


Extraña postura



Terminación muy rústica
En los pliegues el material está gastado.



Detalles de los pliegues de la capa



La horrorosa estatua de Roma






11 comentarios:

Página Católica dijo...

Por favor, deje su comentario. Muchas gracias.

Ricardo dijo...

Parece la cara del difunto Cardenal Primatesta......

Héctor el Cruzado dijo...

Rezarle a esas estatuas es lo mismo que rezarle a un árbol. Vuelta al paganismo.
Por otro lado el NeoBeato hizo una cultura del paganismo besando coranes, ungiendo budas, concelebrabdo con chamanes indios, así que estas estatuas son coherentes con su prédica

Anónimo dijo...

con razon nadie hace nada ante los excesos y horrores del p. Gabriel Marronetti: mal de todos consuelo de tontos!
Quien deje de hablar de que la estatua de San Jose de Flores de Juan Pablo II es una herejia, es un TONTO! no vamos a dejarnos llevar por la tangente porque ahora aparece este otro engendro,no?
Srra una familia de estatuas engendro, peor el padre es la expuesta por el Parroco Marronetti en San Jose de Flores: propongo ir a visistarla en peregrinacion (despues vamos al parquecito de diversiones este, si?)

Anónimo dijo...

astillas del mismo palo... se "beatifican" entre ellos

Anónimo dijo...

pero si marronetti ee un visionario!sabia que pasaria esto y quiso adelantarse...que hombre! que profeta del apocalipsis se mando san jose de flores!
aplausos de pie, por favor
a proposito, lo oyeron hablar? es un verdadero rey de la oratoria...
hablando en serio, podemos ser serios y terminar con estas herejias oficializadas? el parroco de san jose de flores tuvo un desliz mas, y van...hasta cuando? y ahora esto!

Barraqueño. dijo...

El pasado martes 24 concurrí con mis hijos más chicos a la Catedral, de paso hacia el Bajo. Para ellos fue la aventura del conocimiento, a más de una oportunidad de rezarle al Santísimo "y a María", y demás cuestiones típicas para niños de corta edad en medio de semejante templo.
La verdad, recorrimos con el debido respeto los distintos altares y capillas, incluso la entrada del mausoleo del gral. San Martín, pero a esta horrenda estatua la pasé rápido y más bien de lejos: me pareció sucia, gastada, la pose del personaje es grotesca, suena a una cargada, y encima está ubicada como si la hubieran dejado en una mudanza, descuidadamente. En fin, un desastre, casi como el titular de la cátedra local, digo.

Unlector dijo...

Se cumplió con creces el vaticinio del cronista:

"no creo que pueda ser entronizada finalmente en un entorno del que disiente con mucho"

Ayer 2 de Junio, y hoy nuevamente fui a la Catedral y al salir me acordé de la estatua. Dí la vuelta a todo el perímetro y no la ví.

Le pregunté a una persona de informes, y me dijo que esa estatua había estado para cuando fué la beatificación, que se había quedado un tiempo más pero no era para quedarse en la Catedral, y ya se la habían llevado (sí, me preguntaba si tenía que escuchar ese cambio de destino con suspicacias o no).

"Enbuenahora"

Saludos

Anónimo dijo...

JP II fué la caricatura de un Papa..asi que bien merecidas tiene esas estatuas...

Anónimo dijo...

Que pena que el beato Juan Pablo segundo tenga representaciones tan grotescas. El fue un gran papa y su recuerdo siempre estará en nosotros

Joseph Gemma dijo...

Atención: El monumento al Papa Pablo VI en la catedral de Brescia, Italia
http://to-chihiro.blogspot.com/2011/06/diocesis-de-brescia.html
http://www.youtube.com/watch?v=Aff9F8QoJsQ