jueves, 26 de mayo de 2011

La Tiara: ¿Puente Ecuménico?


Católicos y Ortodoxos se la obsequian al Santo Padre


En un discurso pronunciado hace pocos días, el Cardenal Koch se refirió a la Misa Tridentina como puente ecuménico. Parece que ahora también la olvidada Tiara Papal podría servir a tal propósito, veamos:

Según se nos informa brevemente, Orbis Catholicvs Secvndvs, el Sr. Dieter Philippi, empresario alemán que se dedica a la confección de sombreros eclesiásticos, encargó a un estudio de ornamentos litúrgicos ortodoxo de la Ciudad de Sofía la confección de una Tiara. La misma, ha sido ofrecida hoy al Santo Padre, por una pequeña delegación de Católicos y Ortodoxos, como símbolo de la unidad de los cristianos.

El sano Ecumenismo, tan bien enseñado por Pío XI en su encíclica Mortalium Animos, consiste en la vuelta a la casa paterna de todos los hijos, más o menos pródigos; aún de aquellos que, viviendo formalmente dentro de la Iglesia, hacen caso omiso del magisterio y de la autoridad del padre común.
Justamente, el símbolo de esa autoridad, ha sido durante centurias la Tiara; porque el Papa no es un obispo más, ni solamente "el Obispo de Roma", como despectivamente lo llamó Lutero, y hoy se empeñan en repetir muchos medios cristianos que han perdido de vista la guerra semántica en curso, no. Es el Príncipe de los Apóstoles, Vicario de Jesucristo y sucesor de san Pedro.
Así pues, que un grupo de ortodoxos ofrezca una tiara al Papa: ¡Eso sí que es Ecumenismo!

Si, como dicen, el Santo Padre navega cada tanto por la web, nos atrevemos a hacerle aquí un humilde y filial pedido, por si alguna vez nos visitara:

¿Llegaremos a ver a Vuestra Santidad, quizá pronto, entrando en la Basílica de San Pedro sobre la Silla Gestatoria, coronado con la Tiara, para celebrar la Misa Tradicional?






Fotografías publicadas por L'Osservatore Romano