domingo, 20 de febrero de 2011

Paradoja revolucionaria


Liturgia de la Palabra en el

VII Domingo del Tiempo durante el Año

Ciclo A

20 de Febrero de 2011

R.P. Mons. José Salvador Torquiaro

(Audio 23' 10")

Para oír la homilía, despliegue esta entrada

En los últimos tres domingos hemos estamos oyendo el Sermón de la Montaña, que es una síntesis de la Doctrina Cristiana al mismo tiempo que una paradoja revolucionaria. Este cambio profundo, comienza no en la sociedad sino en el corazón del hombre; de modo que son ricos los pobres, los que no venden por un puñado de monedas ni la amistad, ni el honor, ni la justicia; son inteligentes aquellos a quienes el mundo llama tontos por manifestar la grandeza de un corazón que ayuda a los que sufren; son mayores en el Reino los infantes, cuya inocencia ha de ser nuestro modelo si pretendemos conquistarlo. Porque la doctrina que Cristo manda, no pretende eliminar al enemigo externo, sino al egoísmo que puede reinar en los corazones de sus fieles.

Enseñar, como enseña el Señor, el amor al enemigo y al que nos persigue, el poner la otra mejilla a sus golpes, es una paradoja en cuanto que se opone a la opinión común. No se pretende con esto acobardarnos ni convertirnos en seres anodinos, sino indicarnos las ventajas que tienen el perdón y el dominio de sí mismo sobre la venganza y sobre la represalia; señorío que beneficia no solamente al ofendido sino también al ofensor. Jesucristo nos dio el máximo ejemplo venciendo al mal con su muerte en la cruz.

Amar al prójimo y odiar al enemigo, mandaba la Torá. Pero Cristo, que ya había enseñado que es nuestro prójimo cualquiera que necesite ayuda, manda también lo que parece imposible: amar al enemigo. Tarea difícil considerando el amor desde el punto de vista humano y natural, pero posible si lo miramos con ojos sobrenaturales y cristianos. Debemos amar al prójimo, aún al que tenga defectos, porque es nuestro hermano y Cristo nos lo pide, enseñándonos que así seremos hijos del Padre que está en los Cielos.

Pidamos al Señor que nos permita comprender esta gran paradoja, y actuar en consecuencia.

Para oír, presione Play o active abajo en enlace de ESNIP'S:


Get this widget | Track details | eSnips Social DNA




Ilustra esta entrada: Jesús encuentra a su Santísima Madre camino del Calvario. Imagen de la película Pasión de Cristo (2004).