martes, 10 de diciembre de 2013

Mons. Delgado encerró a los defensores


Pudo provocar una catástrofe



Se ha dicho en los comentarios de este Blog, que Página Católica debe disculparse con Mons. Alfonso Delgado, Arzobispo de San Juan, por los conceptos vertidos aquí.

Sin embargo, este es un foro en el que se han ido publicando, sin prejuicios, opiniones de quienes han combatido al enemigo en San Juan, en los distintos frentes que tuvo esa batalla.

Opiniones que intentan aclarar los hechos, y resaltar las luces y sombras que tienen todas las acciones humanas, incluso las del Arzobispo; quien si bien ayudó a los católicos de otras provincias que asistieron al encuentro de manera eficiente y paternal, como ya resaltamos aquí, obstaculizó la defensa de la catedral con argucias que no son dignas de un prelado. 

Una fuente de inobjetable confianza, cuya identidad mantenemos en reserva por decisión nuestra, confirma tres hechos:
  • que Mons. Delgado falto a la palabra empeñada con los defensores de la Catedral,
  • que impidió el auxilio a los fieles que estaban fuera de la misma en el momento más duro del ataque,
  • para lo cual dejó completamente encerrados, por alrededor de veinte minutos, a cerca de 400 personas dentro del templo, retirándose él y sus asistentes a otras dependencias.
¿Qué hubiera pasado si ocurría algún siniestro allí dentro?

He aquí el testimonio al que acabamos de hacer referencia:




Breve reseña de los hechos en San Juan

Llegamos el día Domingo a San Juan desde San Rafael a las 11 hs. aproximadamente, eramos 40 hombres. Nos recibieron unos camaradas junto a dos de los organizadores de la defensa y el Señor Obispo. Apenas llegamos pregunté como sería la defensa y me dijeron que se iba a salir de la Catedral en grupos porque eran muchos los hombres y mujeres que querían estar. Pregunté a los camaradas amigos si esto sería así y me contestaron, que les parecía que sí y que no tenían elementos para desconfiar.

A las 12:30 Hs. asistimos a la Misa celebrada en el Colegio por el Señor Obispo. (Parrafo aparte: donde el Señor Obispo usa el mismo lenguaje de las feministas. Bienvenidos y Bienvenidas, Hermanos, Hermanas).
Al terminar la Misa se nos indicó a los hombres que nos quedáramos para recibir algunas indicaciones.

Un joven llamado Ariel, encargado de la seguridad, y el señor Obispo dieron algunas indicaciones de tipo organizativo. Por Ej: Solo entrarían unos 400 hombres entre las 16 y las 17 horas y un pequeño grupo de mujeres, que habían pedido estar. Nada de eso se cumplió.

En ese momento yo le pregunté al Señor Obispo y a Ariel si había alguna posibilidad de que no nos dejaran salir a hacer la defensa pública de la fe al atrio, y me respondieron los dos que no había ninguna posibilidad de que se impidiera la salida.
Volví a preguntar, ya que esta era una de las dudas que tenía nuestro grupo; les pregunté, pues, nuevamente "¿existe alguna posibilidad que cierren las puertas de la Catedral y no dejen salir a nadie?"
Nuevamente los dos me respondieron que ninguna, haciendo Ariel hincapié en la respuesta. Esto tampoco se cumplió.

Una sola vez se dejó salir a los hombres en un grupo de unos 50 al atrio, cuando todavía no estaba el grueso de la marcha delante de la Catedral, después se cerró la puerta y nunca más se abrió.

En el momento en que se escuchó llegar el grueso de la marcha le pedimos todos los que estábamos alli, desde jóvenes, adultos varones y mujeres, que dejaran salir y la respuesta siempre fue "en unos minutos".

En un momento, junto a otros dirigentes de otras provincias, intentamos salir por la puerta trasera y nos encontramos que estaba cerrada con llave y no había nadie para abrirla; el Obispo, el párroco y los organizadores habían desaparecido.

Entre 15 y 20 minutos estuvimos buscándolos para que abrieran las puertas. Entonces fue que le dijimos al Señor Obispo que nos había mentido, a lo que el respondió: "Si he mentido me tendré que confesar".

Luego de estas palabras pudimos salir por detrás y ayudar en el final de la comparsa feminista, a nuestros camaradas que habían quedado afuera.
Hasta acá los hechos objetivamente expuestos.

  1. Escribo estas líneas con la intención de que se sepa la verdad tal cual fue.
  2. Escribo en defensa de mi amigo y camarada de mil batallas por la defensa de la Realeza de Cristo y de la Patria J.P.W aunque él no lo necesite.
  3. A mi el señor Obispo me mintió, faltó a verdad y mantuvo su mentira durante dos horas. Si los sanjuaninos sabían que no se iba a salir desde hace un año, como escribe un asistente, es asunto de ellos, nosotros preguntamos y nos mintieron. Hombres y mujeres de Mendoza, San Rafael, Neuquén, Córdoba, Entre Rios y otras provincias fuimos engañados en nuestra buena fe por el Señor Obispo, literalmente engañados.
  4. No nos enseñaron a pelearnos con nuestros Obispos, pero ante el engaño, la mentira y la pusilanimidad no queda otra cosa que la reacción lícita. (Más allá de que además oremos incesantemente por la Santa Madre Iglesia, sus sacerdotes, y su jerarquía)
  5. En las horas de la defensa, tanto adentro como afuera, no hubo ni héroes ni mártires, sólo unas horas de sana virilidad, camaradería y verdadero sentido de la militancia católica y esto en los tiempos en que vivimos es importante.

¡Viva Cristo Rey!

¡Viva la Patria Católica!


¡Por favor, deje su comentario!


20 comentarios:

Anónimo dijo...

Sismo en San Juan ¿casualidad?

Anónimo dijo...

Un sismo alertó a la población de San Juan
Según informó el Instituto Nacional de Prevención Sísmica, se registró un temblor “de regular intensidad a las 21 horas con 51 minutos, con epicentro en la zona de Calingasta”, ubicada a unos 170 kilómetros al oeste de la capital sanjuanina. El sismo fue de 5,3 grados en la escala de Richter.

Anónimo dijo...

Defensores de qué? de Belgrano? Eh, aguante el dragón, fierita!!!!

Anónimo dijo...

Los salesianos hace tiempo que se hundieron en la mas profunda inmundicia.

Conozco un colegio salesiano de primera mano donde las drogas entre los alumnos circulan sin ningun tipo de control (incluido el consumo dentro del propio colegio).

Por no hablar tambien de que los sacerdotes visten y se comportan como si se tratasen de un civil cualquiera aunque eso es lo menos grave en comparacion con otras cosas.

Que pensara Don Bosco?

Los colegios catolicos ya no son seguros y los publicas ya ni hablamos. Los padres deberian considerar el homeschooling si pueden aunque suponga un sacrificio importante.

Anónimo dijo...

En ese colegio salesiano situado en la capital de España se les enseñaba ademas a colocar condones con pepinos y se les repartia gratis a las chicas pildoras anticonceptivas y a los chicos preservativos

Anónimo dijo...

La cara del mismisimo demonio en la mujer de la foto. Estas guarras estan realmente poseidas.

Anónimo dijo...

Creo que el obispo el que tiene que pedir perdón a todos los católicos por su deplorable e indigna conducta.

Y además debe expresar su propósito de enmienda y prometer que no cometerá mas bajezas. Sería deseable que dejara la Silla Episcopal haciendo renuncia de la misma y se retirara a algún monasterio a meditar sobre sus faltas.

También el Presidente de la Conferencia Episcopal debiera pedir perdón por tener a un Obispo indigno. Aunque la verdad es que el obispo indigno no es este solo.

Fernando José Ares

Alejandro De Fez dijo...

LOS DEMOLEDORES NO EVITAN MALES Y HEREJES HASTA QUE SE HA CAUSADO EL MAXIMO DAÑO SATANICO POSIBLE.

nazi-demoledores de la ruina de Roma. Jesuitas de asesores y masonetes de guias.

Anónimo dijo...

Ese Ariel que menciona la crónica, ¿será el famoso Ariel Ocampo? Podrá confirmar el autor de la nota?

Robergomez dijo...

Hago este comentario apoyando lo escrito y en respuesta a Andrés (por comentarios en otra entrada) y a algunos otros.

No sé si soy muy estupido (lo más probable) o es que no me sé explicar.

Si el Obispo en cuestión, dejó libre el campanil (no digan que es de la Municipalidad) y la pared lateral oeste para que las profanaran (total había comprado la pintura); y además con arducias literalmente secuestró a quienes querían manifestarse publicamente profesando nuestra Fe, ¿eso no es traición? Entonces ¿qué es?

Además, todos los que defienden al Obispo, no los he visto, por lo menos comentando encontra de las autoconvocadas. ¿Es que están de acuerdo con que no hay que enfrentarlas? ¿Es que están de acuerdo con comprar la pintura y dejar libre las Catedrales? ¿Es que están de acuerdo en que un día entren y hagan destrozos y profanaciones como en otros templos?

O por último, ¿están de acuerdo con ellas?

N-H dijo...

Será cuestión de hacerle entender también "a los nuestros"........
(¿serán de los nuestros?)


http://legioncatolica.blogspot.com.ar/2013/12/en-la-vigilia-de-la-inmaculada.html

Joyoli dijo...

Estuve allí, en la Catedral y también en las 2 reuniones previas, del sábado y domingo después de la Misa. En estas oportunidades el Obispo de San Juan dijo que lo más probable, un 95%, es que no se saliera porque estaba vallado, bien vallado y estaba bien defendido, físicamente. También se dijo que si bien todos queríamos mostrar un testimonio público, íbamos a hacer lo acordado, es decir milicia de la oración y obediencia, porque estaba organizado, aunque tuviera alguna fisura, era preferible.
La torre del campanil, no campanario, está al lado y no es edificio sagrado, es para subir al mirador de la ciudad. No se crean los "héroes" de la vereda, que los demás no ven las cosas, pero prefiero defender al Santísimo desde adentro, que estar en la vereda defendiendo un ascensor.
Además no había necesidad de exponer a los jóvenes al manoseo y vejaciones impúdicas, porque también son templos del Espíritu Santo. Si se iban contra el templo, estábamos allí para defenderlo, y poniendo nuestro físico, pero si es lo que Dios permite o quiere, no si me gusta o me siento yo mejor.
Me parece que el error fue ir a San Juan pensando que todo era igual a Posadas, cuando lo parecido era el nombre del encuentro y la marcha del domingo de hordas abortistas y sacrílegas, pero si se informa bien uno e intenta ver que los demás pueden hacer algo bien, se podía ver la diferencia.
También me parece valorable ir desde lugares distantes a impedir que nos impongan toda la conjunción de ideologías marxistas y cristofóbicas, incluso soportando los insultos y demás maltratos. Hay también otras opiniones que tienen valor.

Joyoli

Anónimo dijo...

Sigue sin quedarme claro si el famoso "campanil" es o no parte del templo; el obispo parece que tenía comprada la pintura para restaurarlo. Luego, es parte de los edificios sagrados o, por lo menos, eclesiásticos, y los que arguyen sobre la base de su carácter profano, o unos mentirosos o unos cagones.
En segundo lugar, no me queda claro si se le advirtió a la gente de otras provincias que el lugar no era sagrado y no sería necesario defenderlo, ya que era "municipal", o vegetal o mineral, me da igual. En todo caso, los dejaron "de garpe" a los de afuera, que me parece que no eran de San Juan.
Si había algún sanjuanino, entoces el tipo, o es un salame, por que sabe que el lugar no es sagrado, o es mentira que el campanario no forma parte del templo.
Demasiadas oscuridades que tal vez el autor de la nota nos las pueda explicar.
Gracias.

Moni dijo...

Salve Maria!

En estos fatales "encuentros de mujeres", que van de mal en peor, los Señores Obispos sin excepción, deberían proteger a los fieles católicos de las hordas diabólicas.

¿Qué esperan para intervenir públicamente?

¿Qué estos blasfemos "encuentros abortivos" terminen con muertos, heridos dentro de los fieles católicos?

Mons. Delgado dejó escapar una oportunidad valiosa, dado que ésta vez fueron muchísimos los Miles Christi, en San Juan, que bien pudieron intimidar, hacer retroceder (por lo menos intentarlo) al enemigo. Y tener custodiado los laterales de la Catedral, etc., porque al NO querer hacerlo, otra vez: ¡les dieron el gusto asqueroso a todo ese prostibulario infernal!!

Con tanto diálogo y pacifismo "ficticio" jamás hubieran existido Las Cruzadas a Medio Oriente y España, y demás batallas históricas por la defensa de la Civilización cristiana de Occidente contra los herejes del pasado. Como dice el refrán: "A Dios rogando y con el mazo dando"!!

Todo lo contrario es cobardía y traición a Cristo y a su Iglesia.

Anónimo dijo...

LA PROXIMA VEZ SI OCURRE ALGO PARECIDO CUANDO SE REUNAN CON EL OBISPO GRABEN LA CONVERSACION CON EL UTILIZANDO SU TELEFONO.

Y SI RESULTA QUE EL OBISPO LOS VENDE AL FINAL PUBLIQUENLO EN INTERNET PARA DEJARLE EN EVIDENCIA.

YA ESTA BIEN! ESTAS COSAS NO SE PUEDEN PERMITIR.

Anónimo dijo...

Estamos llegando a unos extremos que hay que tomar medidas asi, aunque sean desagradables pero hay que parar los pies a estas cosas.

tomás dijo...

A más tardar cuando en la ex iglesias católicas se rezó por primera vez la "misa" montiniana dejaron de ser lugares santos.
Por eso no hay motivo alguno para proteger estos templo heréticos de "profanaciones".

Es obvio que los "obispos", incluyendo el "obispo" de Roma, Pancho Bergoglio, no tienen ningún interés en resistir con intransigencia a la "legalización" del aborto.

Su resistencia es y va a ser tan tibia y timorata como su oposición al "matrimonio" homosexual.

Pretender que los "obispos", incluyendo a Pancho Bergoglio, tomen una posición claramente católica contra el aborto es totalmente absurdo y estéril.

Anónimo dijo...

Si hay motivo y es que Jesucristo aún por su misericordia baja a las especies.

Anónimo dijo...

Yo estuve en el colegio Don Bosco en los momentos de las charlas y es totalmente mentira lo que dice el autor de la nota.

Anónimo dijo...

jajajajajaa pero si son todos locas aca!