domingo, 8 de diciembre de 2013

Fellay: "Francisco habla demasiado"


Restaurar la Iglesia por la Misa



Días atrás hemos visto una entrevista que DICI le ha realizado al Superior General de la Fraternidad San Pío X. Sin embardo, retrasamos su publicación en la espera de que estuviera disponible una traducción oficial de la misma.

Ahora que el sitio oficial del Distrito América del Sur la acaba de publicar, la ponemos a disposición de nuestros lectores:








"En este clima de confusión,
restaurar la Iglesia por la Misa"


La llegada de un nuevo Papa

La llegada de un nuevo Papa puede semejarse a una especie de puesta a cero de los contadores. Sobre todo con un papa que, en su manera de hacer, de hablar, de intervenir, se distingue de sus predecesores con gran contraste. Eso puede hacer olvidar el pontificado precedente y es un poco lo que ha pasado, en todo caso al nivel de ciertas líneas conservadoras o restauradoras ordenadas por el Papa Benedicto XVI. Bien seguro que las primeras intervenciones del Papa han aportado mucha imprecisión y hasta casi una contradicción, en todo caso una oposición con respecto a esas líneas restauradoras.

Un ejemplo: los Franciscanos de la Inmaculada

Siguen en su espiritualidad las indicaciones del Padre Maximilian Kolbe. Esto es muy interesante porque Maximilian Kolbe quiere el combate para la Inmaculada, el combate por la Inmaculada, la victoria de Dios contra los enemigos de Dios – se puede utilizar verdaderamente el término – y notoriamente los francmasones. Es muy interesante ver esto. Ese combate contra el mundo, contra el espíritu del mundo los ha acercado a nosotros, casi por naturaleza se puede decir, porque adherir al combate contra el mundo de alguna manera implica la Cruz. Implica los principios eternos de la Iglesia: lo que se llama el espíritu cristiano. Ese espíritu cristiano está magníficamente expresado en la antigua Misa, en la Misa tridentina. Tanto que cuando Benedicto XVI publicó su Motu Proprio que concedía de nuevo ampliamente la posibilidad de celebrar la Misa (tradicional), esta Congregación decidió en capítulo, es decir, toda la congregación, volver a la antigua Misa y verdaderamente in globo – considerando que tendrían muchos problemas pues tienen parroquias, pero sin embargo que esos problemas no eran insuperables.

Uno u otro comenzó también a hacer ciertas preguntas sobre el Concilio. Tanto que algunos descontentos, un puñado si se considera su número, (son alrededor de 300 sacerdotes y hermanos), una decena se quejó a Roma diciendo: “Nos quieren imponer la antigua Misa, se ataca al Concilio”. Esto provocó una reacción muy fuerte de parte de Roma, aún bajo el pontificado de Benedicto XVI – hay que precisarlo – sin embargo las conclusiones, las medidas se tomaron bajo el del Papa Francisco. Esas medidas son, entre otras, la interdicción para todos los miembros de celebrar la antigua Misa, con algunas aperturas, permisos, eventualmente por aquí o por allá…esto es directamente contrario al Motu Proprio que hablaba de un derecho, que los sacerdotes tenían el derecho de celebrar la antigua Misa y para lo que no tenían necesidad de permiso ni del ordinario, ni de la Santa Sede. Por lo tanto es muy fuerte, allí hay manifiestamente una señal.

Una nueva aproximación a la Iglesia

“Se cierra el paréntesis”, es la palabra utilizada por varios progresistas al advenimiento del Papa Francisco. Pienso que en todo caso para aquellos que se llama los progresistas, era su voluntad. Es decir que terminado el pontificado de Benedicto XVI, se echa al olvido ese pontificado y sus iniciativas, que trataban de restablecer la situación, costara lo que costara, con algunas correcciones – ¿Se puede hablar de restauración? – en parte en todo caso había por lo menos un deseo de sacar a la Iglesia del desastre en el que se encuentra.

Llega el nuevo Papa con diversas posiciones, atacando un poco a todo. Todo el mundo entendió: ¡Benedicto XVI está olvidado! Se dirá: “¡Pero no! ¡Es el mismo combate, Benedicto y Francisco, el mismo combate!” Manifiestamente, la actitud no es para nada la misma. El planteo, la definición de los problemas que tocan a la Iglesia ¡no es la misma! Esta idea de introducir reformas todavía mucho más poderosas que todo lo que se ha hecho hasta aquí… ¡en todo caso, no se tiene la impresión de que no sea más que cosmética, esas reformas del Papa Francisco! Entonces ¿qué será de la Iglesia? Es muy difícil decirlo.

Un clima de confusión

El advenimiento de un nuevo Papa hace olvidar (lo que lo precedió), como una especie de partida a cero, con muchas sorpresas, muchas heridas también, porque por sus palabras ha arañado un poco a todo el mundo, no solamente a nosotros, sino a todos los conservadores en general. Sobre cuestiones de moral, ha tenido tomas de posición sorprendentes, por ejemplo esta pregunta sobre los homosexuales: “¿Quién soy yo para juzgar?” – ¡Y bueno! El Papa, ¡que es el soberano juez aquí abajo! Porque si hay alguien que puede juzgar, que debe juzgar y exponer al mundo la ley de Dios, es él! No nos interesa lo que el Papa piensa personalmente, lo que se espera de él es que sea la voz de Cristo y por lo tanto la voz de Dios, que nos repita lo que Dios ha dicho! Y Dios no dijo: “¿Quién soy Yo para juzgar?” Verdaderamente Él ha dicho otra cosa: vean las condenaciones que se encuentran en San Pablo, no solamente las del Antiguo Testamento – se puede pensar en Sodoma y Gomorra – son muy explícitas. San Pablo, el Apocalipsis, son muy enérgicos hacia todo ese mundo contra natura. Entonces frases como esta, aunque hayan sido “recuperadas”, dejan la impresión que sobre muchas cosas, se ha dicho todo y lo contrario de todo. Eso crea un clima de confusión, desestabiliza a la gente: esperan necesariamente claridad sobre la moral, aún más que sobre la fe, las dos están vinculadas. La fe y la moral son los dos puntos que la Iglesia enseña y donde la infalibilidad puede estar comprometida, y de golpe se ve a un papa que habla en forma imprecisa…

Y eso va mucho más lejos: en ocasión de una entrevista a los jesuitas, el Papa ataca a los que quieren claridad. ¡Es increíble! No usa la palabra claridad; utiliza la palabra certeza, los que quieren la seguridad doctrinal. ¡Por supuesto que se quiere! Con las palabras de Dios mismo, Nuestro Señor que dice que no debe ser cambiada ni una sola iota, ¡más vale ser preciso!

Un Papa menos creíble

Resulta difícil dar un juicio sobre esas palabras porque un poco más tarde, o casi al mismo tiempo, se encuentran palabras sobre la fe, sobre puntos de fe, sobre puntos de moral, que son muy claras y que condenan al pecado, al demonio; afirmaciones que explican muy fuertemente y muy claramente que no se puede ir al cielo sin una verdadera contrición por los pecados, que no se puede esperar la misericordia del buen Dios sino se lamentan seriamente los pecados. Estos son recordatorios que nos alegran, ¡recordatorios bien necesarios! Pero desgraciadamente que ya han perdido una gran parte de su fuerza a causa de las aserciones contrarias.

Creo que una de las mayores desgracias de esas afirmaciones es que han quitado la credibilidad, han restado una gran parte de credibilidad al soberano pontífice, de tal manera que cuando debe hablar o deberá hablar de cosas importantes, esos dichos serán puestos al mismo nivel que los otros. Se dirá: “Trata de complacer a todo el mundo: un paso a la izquierda, un paso a la derecha”. Espero equivocarme, pero se tiene la impresión de que eso será una de las líneas de su pontificado.

Cuanto más se está en alto, en posición de autoridad, tanto más hay que prestar atención a lo que se dice y sobre todo respecto de la palabra del Papa. Pienso que habla demasiado. Por consiguiente su palabra está perjudicada, vulgarizada, puede ser que en el sentido más profundo del término. Non decet: eso no conviene; no es así como debe obrar el Papa.

No se sabe más qué es opinión privada, qué es enseñanza… Las amalgamas se hacen inmediatamente ¡Pero quien habla es el Papa! Ahora bien, el Papa no es una persona privada. Por supuesto que puede hablar como teólogo privado, ¡pero es el Papa que habla, a pesar de todo! Y los periódicos no van a decir “es la opinión privada del Papa”, sino más bien “es el Papa, es la Iglesia que dice eso, que piensa eso”.

El Papa, hombre de acción

Creo que no osaría decirme ya capaz de hacer una síntesis. Veo muchos elementos dispares, veo un hombre de acción – es el primado de la acción, no hay duda – no es un hombre de doctrina. Un argentino me decía: “Ustedes, europeos, tendrán mucha dificultad en discernir su personalidad, porque el Papa Francisco no es un hombre de doctrina, es un hombre de acción, de praxis. Es un hombre extremadamente pragmático, muy pegado a la tierra”. Se ve en sus sermones, está cerca de la gente y quizás sea eso lo que lo vuelve muy popular, porque lo que dice toca a todo el mundo. Araña también un poco a todo el mundo, pero está muy pegado a la tierra. No tiene mucha teoría. Se ve bien, es la acción, simplemente.

Eso es lo que se ve. ¿Pero cuáles van a ser las incidencias, las consecuencias sobre la vida de la Iglesia en su conjunto? ¿Es simplemente una voz que grita en el desierto, que no tendrá ningún efecto o por el contrario una parte de la Iglesia, la parte progresista, va a aprovecharse? Se siente bien que les gustaría aprovecharse.

Lo que es interesante, ya ahora – en este análisis de la situación de la Iglesia – es ver que se pronuncian palabras torpes, algunos sacan conclusiones, después viene una “recuperación” (un intento de restablecimiento de la doctrina). Una o dos recuperaciones ya notables, son las intervenciones del Prefecto para la Doctrina de la Fe que reafirma, con mucha claridad y firmeza, los puntos vacilantes del Papa. Es un poco como si el Prefecto de la Fe debiese censurar o corregir…¡es algo torpe! Finalmente los progresistas, en cierto momento, van a desilusionarse y van a decir que no es lo que esperaban. Mientras tanto el Papa les da una esperanza, una falsa esperanza…

¿Un Papa modernista?

He usado la palabra modernista, creo que no ha sido comprendida por todo el mundo. Quizás habría que decir un modernista en acción. De nuevo, no es el modernista en el sentido puro, teórico, un hombre que desarrolla todo un sistema coherente, no hay esta coherencia. Hay líneas, por ejemplo la línea evolutiva pero que justamente está vinculada con la acción. Cuando el Papa dice que quiere una imprecisión en la doctrina, cuando se introduce hasta la duda, no solo la imprecisión, sino la duda llegando a decir que aun los grandes guías de la fe, como Moisés, han dado lugar a la duda…no conozco más que una sola duda de Moisés: ¡es cuando dudó en golpear la roca! A causa de eso el Buen Dios lo castigó y no pudo entrar en la Tierra Prometida. ¡Entonces! No creo que esa duda esté a favor de Moisés, quien por lo demás fue más bien enérgico en sus afirmaciones…sin ninguna duda. Es verdaderamente sorprendente esta idea de querer decir que hay que poner la duda en todo; ¡es muy raro! No voy a decir que hace pensar en Descartes, pero…crea un ambiente. Y lo que es realmente peligroso, es que así quedan las cosas en los periódicos, en los medios…

Es un poco el preferido de los medios, está bien visto, lo alaban, se lo pone en relieve, pero esto no es el fondo de las cosas.

Una situación inalterada

Es un ambiente que pasa al lado de la situación real de la Iglesia, pero la situación, en sí misma, no ha cambiado. Se pasó de un pontificado al otro y la situación de la Iglesia ha permanecido siendo la misma. Las líneas de fondo quedaron siendo las mismas. Hay, en la superficie, variaciones: ¡se puede decir que son variaciones sobre un tema conocido! Las afirmaciones de fondo se tienen por ejemplo sobre el Concilio. El Concilio, que es una relectura del Evangelio a la luz de la civilización contemporánea o moderna – el Papa ha utilizado los dos términos.

Pienso que se debería comenzar por pedir muy seriamente una definición de lo que es la civilización contemporánea, moderna. Para nosotros y para el común de los mortales es el rechazo de Dios, así de simple, es la muerte de Dios. Es Nietzsche, es la Escuela de Frankfurt, es una rebelión prácticamente generalizada contra Dios. Se lo ve un poco por doquier. Se lo ve en el caso de la Unión Europea, que rehúsa reconocer en su Constitución sus raíces cristianas. Se lo ve en todo lo que propagan los medios, la literatura, la filosofía, el arte; todo tiende al nihilismo, a la afirmación del hombre sin Dios, y hasta en rebelión contra Dios.

Entonces, ¿cómo se puede releer el Evangelio bajo esta luz? Evidentemente no es posible, ¡es la cuadratura del círculo! Estamos de acuerdo con la definición dada y sacamos consecuencias que son radicalmente diferentes de las del Papa Francisco, que llega hasta a mostrar, a exponer la continuación de su pensamiento, diciendo: “¡miren los hermosos frutos, los frutos maravillosos del Concilio; miren la reforma litúrgica!” ¡Evidentemente que es para nosotros un escalofrío en la columna vertebral! ¡Se tiene dificultad en ver y en comprender que la reforma litúrgica, calificada por su predecesor directo como la causa de la crisis de la Iglesia, sea de golpe calificada como uno de los más hermosos frutos del Concilio!

Es ciertamente un fruto del Concilio, pero si ese es un hermoso fruto, entonces ¿qué es hermoso y bueno o malo? ¡Uno se desorienta!

Por el momento, no se ha hecho nada para sanar a la Iglesia

Por el momento, nada se ha hecho para encausar la situación de desviación, de decadencia de la Iglesia, absolutamente nada, ninguna medida que afecte a toda la Iglesia. Se puede mencionar la encíclica sobre la fe, no pienso que se la pueda considerar cono una medida eficaz. Ciertamente que no. Eso no afecta, no sana al Cuerpo místico enfermo, enfermo de muerte, la Iglesia moribunda. ¿Qué se hace para salir de ahí? Nada, en fin, hasta ahora, nada. Palabras, palabras que pasan, que entran por un oído y salen por el otro; puede ser que se diga que soy demasiado duro, no lo sé, pero efectivamente ¿dónde están las medidas tomadas, anunciadas, para corregir el tiro? Manifiestamente, no las hay.

La Iglesia tiene sin embargo loas promesas de la vida eterna

Nuestro Señor lo ha dicho claramente: “las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” (Mateo 16, 18). A uno le gustaría, en nombre mismo de esas palabras, a uno le gustaría volverse hacia Nuestro Señor y decirle: “¿Pero qué es lo que haces? ¡Aquí dejas que pasen cosas que parecen ir contra tu palabra!” Dicho de otro modo, estamos un poco sorprendidos de lo que pasa. Hablo de la historia de la Iglesia. Esas palabras, estoy convencido, han sido para la mayoría de los teólogos la fuente de afirmaciones sobre la imposibilidad de ver en la Iglesia precisamente lo que vemos. Considerando que es absolutamente imposible a causa de esta promesa de Nuestro Señor. Entonces, no se van a negar las promesas de Nuestro Señor, se va a tratar de decir cómo esas promesas que son infalibles son aún posibles en una situación que nos parece contraria. Nos parece que esta vez las puertas del infierno han hecho una significativa entrada en la Iglesia.

Creo que hay que prestar mucha atención, no hay que ser unívoco. Sobre todo con esas frases, frases de profecía de Nuestro Señor, hay que mantener el fondo de ellas. Son analogías muy fuertes, hay una realidad que está afirmada y que es innegable: las puertas del infierno no prevalecerán. Punto. Pero eso no quiere decir que la Iglesia no vaya a sufrir. Entonces, ¿hasta qué punto puede llegar este sufrimiento? Y allí hay un margen a la explicación, uno está obligado de ampliar la perspectiva un poco más de lo que se pensaba.

Cuando pienso en San Pablo que habla del Hijo de perdición, que se hará adorar como Dios, entonces no es solamente un anticristo militar, o – se podría decir – civil, es una persona religiosa, una persona que se hace adorar, que reclama actos de religión. Y la abominación de la desolación ¿está vinculada a eso? Pienso que sí. Eso quiere decir que hay, al lado de este anuncio, de las promesas de indefectibilidad de la Iglesia, los anuncios de un tiempo espantoso para la Iglesia, cuando la gente se hará preguntas. Justamente esta pregunta: ¿Pero entonces, esta indefectibilidad, estas promesas de Nuestro Señor? La Santísima Virgen…las famosas palabras de La Salette, que son retomadas casi palabra por palabra por León XIII, allí ya no son revelaciones, es la Iglesia y aún se puede decir la Iglesia en un acto; León XIII redacta un exorcismo, ese famoso exorcismo de León XIII, pero más tarde se ha tachado la palabra más solemne de ese exorcismo, que anuncia que Satanás va a reinar, va a poner su trono en Roma. Así de simple.

Por lo tanto la sede de la Iglesia se va a encontrar de golpe como sede del Anticristo. Son las palabras mismas de la Santísima Virgen: “Roma se volverá la sede del Anticristo”. Son las palabras de La Salette. Lo mismo que “Roma perderá la fe”, “el eclipse de la Iglesia”, por lo tanto palabras muy fuertes y contrastando con la promesa. Eso no quiere decir que la promesa sea caduca, es evidente que permanece, pero no excluye para la Iglesia un momento de dolor tal que se la podrá considerar como una muerte aparente.

Pasión de Cristo, Pasión de la Iglesia

Creo que estamos allí. Queda una pregunta: ¿Hasta qué punto el Buen Dios va a pedir a su Cuerpo místico acompañar, imitar lo que su cuerpo físico debió soportar, que ha sido hasta la muerte? ¿Llegará a tanto, se detendrá antes? Todos deseamos que se detenga antes. Pienso – no sería la primera vez – que el Buen Dios intervendrá para restablecer las cosas, en el momento en que se pensará: esta vez se acabó.

Creo que será una de las pruebas de la divinidad de la Iglesia. En el momento en que todos los medios humanos se acaban, agotados, dicho de otro modo, cuando todo terminó, es en ese momento que va a actuar. Pienso. Y será entonces una manifestación extraordinaria precisamente, de que esta Iglesia es la única que sea verdaderamente divina.

La actitud de los fieles

En primer lugar deben guardar la Fe. Es el primer mensaje, se puede decir, de San Pablo. Era también el de los tiempos de persecución: Manteneos firmes, state, aguantad, manteneos de pie, manteneos bien firmes en la Fe. Guardar la Fe, no puede ser simplemente teórico. Lo que llamaría la fe “teórica” existe, es la de alguien capaz de recitar el Credo; aprendió su catecismo, lo conoce, es capaz de repetirlo y por supuesto que esta fe es el comienzo, hay que tenerla sino no se tiene fe. Pero esta fe no conduce al cielo, es que hay que comprender bien la fe de la que habla la Escritura. Es esta fe que está – según el término técnico – informada por la caridad. De esa relación entre fe y caridad habla San Pablo a los Corintios, diciendo: “Si tengo la fe para desplazar montañas – lo que no es poca cosa, ¡una fe para desplazar montañas, no se la ve todos los días! – y no tengo caridad, entonces no soy nada, no soy más que un címbalo que suena, nada de nada, una campana…” (Cf. I Cor. 13, 1-2).

No basta hacer grandes declaraciones de fe, no basta atacar o condenar los errores; muchos piensan haber cumplido su deber de cristiano habiendo hecho esto; es un error. No digo que no hay que hacerlo, es una parte, pero la fe de la que hablan San Pablo y la Sagrada Escritura, es la fe informada, es decir, impregnada de caridad, es la caridad que da forma a la fe. La caridad es el amor de Dios y por consiguiente el amor del prójimo. Se trata por lo tanto de una fe que se orienta hacia el prójimo que está ciertamente en el error y que le recuerda la verdad pero de un modo tal que, gracias a sus avisos, el cristiano podrá sembrar la fe, restablecer la verdad, llevar este alma hacia la verdad. No es por lo tanto un celo amargo, es por el contrario una fe que se torna amable por la caridad.

El deber de estado

Lo que deben hacer los fieles es su deber de estado. Guardar la fe, una fe bien impregnada de caridad, profundamente anclada en la caridad, que va a permitirles seguir sin desanimarse, sin celo amargo, sin rencor pero con esta alegría del cristiano que consiste en saber que Dios nos ama tanto que está pronto a vivir con nosotros, a vivir en nosotros en la gracia. Eso ilumina a todo lo que pasa, da una alegría que hace olvidar los problemas, que los pone en su lugar, problemas que ciertamente pueden ser serios. ¿Pero qué son en comparación del cielo que se gana precisamente en esas pruebas?

Esas pruebas son preparadas, dispuestas por el Buen Dios, no para hacernos caer sino para hacernos progresar. Dios va hasta a vivir en nosotros, como dice San pablo: “Vivo pero no soy yo quien vive, es Jesús que vive en mí!” (Gal., 2, 20). ¡Es tan hermoso! ¡El cristiano, es un tabernáculo de la Santa Trinidad, un templo de Dios, un templo viviente!

El rol de la Fraternidad San Pío X

Su primera preocupación es verdaderamente la que hace vivir a la Iglesia, es la Misa. El Santo Sacrificio de la Misa es verdaderamente la aplicación concreta, cotidiana de los méritos de Nuestro Señor Jesucristo, todo lo que ha ganado, merecido en la Cruz y que es verdaderamente la universalidad de las gracias para todos los hombres desde los primeros, Adán y Eva, hasta el fin del mundo. Todas las gracias han sido merecidas por Nuestro Señor en la Cruz.

La Misa, es la perpetuación, la renovación, la representación de ese sacrificio, es un sacrificio idéntico al de la Cruz sobre el altar, y que pone cotidianamente a disposición de los cristianos – por extensión se podría decir a disposición de los hombres – los méritos de Nuestro Señor, su satisfacción, su reparación para obtener el perdón de todos esos pecados, este mar de pecados cometidos todos los días, y también para obtener esas gracias de las que tenemos necesidad. La Misa es verdaderamente la bomba que distribuye en todo el Cuerpo místico, las gracias merecidas sobre la Cruz. Es por lo que se puede decir: es el corazón que distribuye por la sangre todo lo que las células del cuerpo necesitan. Así es con la Misa, es el corazón. Cuidando ese corazón, se cuida toda la Iglesia.

Restaurar a la Iglesia por la Misa

Si se quiere, y ciertamente que se quiere una restauración de la Iglesia, es por allí que hay que ir. Es la fuente, y la fuente es la Misa. No cualquier liturgia, una liturgia, tengo ganas de decir, extremadamente santa. Santa a un punto inimaginable. De una santidad extraordinaria, verdaderamente forjada por el Espíritu Santo a través de los siglos, redactada por Papas santos ellos mismos, y por lo tanto de una profundidad extraordinaria. No hay absolutamente ninguna comparación entre la nueva misa y esta Misa. Son verdaderamente dos mundos, e iba a decir, los cristianos un poco sensibles a la gracia se dan cuenta bien rápidamente. Bien rápidamente. ¡Ay! ¡Hoy día se constata que muchos no lo ven más! Pero para mí es evidente que querer la restauración de la Iglesia debe comenzar por eso. Entonces es por eso que le estoy profundamente agradecido al papa Benedicto XVI por haber restablecido la Misa. Era capital y, es capital.

Formar sacerdotes

La Fraternidad cuida a la Misa, quiere esta Misa y cuida también a quien la dice y no hay más que uno, el sacerdote. Por lo tanto es verdaderamente el fin mismo de la Fraternidad: el sacerdocio, el sacerdote, formar sacerdotes, ayudar a los sacerdotes, sin ninguna limitación, no, sin limitación, no hay exclusividad para nadie, ¡no! Es el sacerdote tal como Nuestro Señor lo ha querido. Recordándole justamente esos tesoros que hoy muchos ignoran. Es trágico.

Reencontrar el espíritu cristiano

La Misa es aún más importante. La Misa, es lo que va a dar la Fe, lo que va a nutrir la Fe. Evidentemente que si se celebra la Misa sin Fe hay un grave problema. Entonces, no se trata de hacer antagonismos, se trata de unir lo que debe ser unido. Pero pienso que ya con esos dos elementos se tiene muchísimo para la supervivencia de la Iglesia. Digamos, se ve bien que la Iglesia es atacada en diversos niveles, pero lo más profundo, estoy persuadido, es la pérdida del espíritu cristiano. Se ha querido ser como el mundo. Se lo ha dicho todo el tiempo, era el objetivo del Concilio acomodarse al mundo moderno. Ahora bien, ¡Esto no es posible! Se vive en el mundo, entonces se utilizan muchas cosas que son del orden de las circunstancias históricas concretas, que pasan. La base que permanece es el aficionarse al Buen Dios. Es el servicio al Buen Dios que incluye, seguramente, la Fe, la gracia y el espíritu cristiano. Se quiere ir al cielo, se debe ir al cielo, para eso hay que evitar el pecado y hay que hacer el bien. Los dos. En tanto que no se llegue a eso, la Iglesia continuará, digamos, herida por un virus mórbido que es el virus del mundo moderno, justamente de la civilización moderna.

El triunfo del Corazón Inmaculado de María

“Al final, mi Corazón Inmaculado triunfará”, es una palabra absoluta que no está para nada condicionada por lo que pase antes. Es verdaderamente una palabra que fija la esperanza, que la establece, es una roca. Evidentemente, parecería que ese triunfo esté vinculado a la consagración (de Rusia), se pide esta consagración, es muy normal. ¿Hasta cuándo habrá que esperar para verla hecha como ha sido pedida, o es que el Buen Dios, una vez más, se contentará con menos? No se sabe. Lo que se sabe es que al final habrá ese triunfo. Y eso es una certeza. No se va a hablar de una certeza de fe, porque no es una cuestión de fe, es una palabra dada por la Santísima Virgen, y además ¡se sabe bien que esta palabra vale! Eso es todo. ¡Stat!


¡Por favor, deje su comentario!


105 comentarios:

Anónimo dijo...

Frases importantes: Por consiguiente su palabra está perjudicada, vulgarizada, puede ser que en el sentido más profundo del término. Non decet: eso no conviene; no es así como debe obrar el Papa."


@oap

Anónimo dijo...

" Es verdaderamente sorprendente esta idea de querer decir que hay que poner la duda en todo; ¡es muy raro! No voy a decir que hace pensar en Descartes, pero…crea un ambiente. Y lo que es realmente peligroso, es que así quedan las cosas en los periódicos, en los medios…"



@oap

tomás dijo...

"En este clima de confusión,
restaurar la Iglesia por la Misa"

Esta afirmación es claramente herética, pues esta diciendo que la Iglesia dejó de existir. De lo contrario no sería necesario restaurarla.

Anónimo dijo...


Con todo el respeto que tengo a un Obispo ilícito
" porque no te callas " demasiado

Anónimo dijo...

¿Que es D.I.C.I..?

Diego Ibarra dijo...

Sres. de "Página Católica" ¿qué pasó con la fiesta de la "Inmaculada Concepción" que no han enviado nada? Hasta donde tengo entendido, tiene primacía sobre el 2° domingo de adviento.

Anónimo dijo...

Fellay se comporta de la misma forma que mi amigo abortista que el obispo le sacó la excomunión y contunua haciendo apologética del aborto.
Es una pena llamado a ser santo y desvirtuado por el espíritu satánico cismático.

Anónimo dijo...

La Iglesia no necesita del EESS que asista en los concilios, lo que necesita es a Fellay al igual que mi amigo el abortista!

Anónimo dijo...

Fellay no comprende lo que es plena comunión y sigue con el espíritu Satanista de la división sino no escribiría cosas como esta: "¡Es el mismo combate, Benedicto y Francisco, el mismo combate!” Estoy seguro que esto será borrado, porque la verdad duele sino es tomada con la humildad de dejarse habitar por el EESS. Reconocer humildemente que el EESS es quién maneja los hilos de la iglesia de Cristo es reconocer los 2000 de tradición verdadera y no solo 1950.

Anónimo dijo...

Señor Tomás de las 5:59

quizás es por el horario demasiado temprano a la madrugada que le impidió razonar correctamente.

Cuando dice Restaurar la Iglesia, usted asume que si algo se restaura es porque había dejado de existir, ese es su error.
Porque precisamente si algo se Res-taura es porque queda algo de la cosa. Se ha producido un daño que se debe reparar.
Por ejemplo si un pintura de la sixtina se restaura es que se ha envejecido y quizas arruinado en alguna parte pero No que haya dejado de existir.

Si algo deja de existir luego lo que sigue no es una Restauracion , sino una recreacion.

Por lo tanto tratar de herejia los dichos de Fellay basandose en esa frase de la restauracion es un error.
Y aclaro que no soy defensor de Fellay (a quien considero un traidor y sepulturero de la FSSPX).

Anónimo dijo...

Che PC ! Hoy es el día de la Inmaculada y vos poniendo al panqueque de FELLAY !!!!

Al parecer esas son las prioridades de Página Católica: difundir una entrevista de Fellay es más importante que la Inmaculada.

Anónimo dijo...

Panqueque 10:26,la Inmaculada habla a través de algunas cosas que dice Fellay.







Filomena de Pasamonte.

Anónimo dijo...


Que se cree Fellay …. .el ombligo del mundo ...

Anónimo dijo...

Tiene toda la razón Monseñor Fellay.

Anónimo dijo...

Y Satanás habla en el espiritú cismático de Fellay También.

Anónimo dijo...

Gracias Filomena por la explicación , pero , a pesar de las luces muy especiales que has recibido , no me convence tu autoridad en esa materia.......

Anónimo dijo...

anónimo 10:21, si no entendí mal, Tomás viven en Alemania, asi que si aquí eran las seis am allá sería pasado el mediodía.

Anónimo dijo...

Monseñor Fellay no es cismático. Bergoglio en cambio no quiere saber nada con la enseñanza anterior al vedos.¿quienes son los verdaderos cismáticos?

tomás dijo...

Anónimo dijo...
Señor Tomás de las 5:59

8 de diciembre de 2013 10:21

La Iglesia no se puede restaurar o arreglar, pues la Iglesia no tiene ni manchas ni arrugas. Así lo enseña San Pablo. La Iglesia tampoco puede ser destruida en forma parcial.

?Fellay quiere restaurar la Iglesia con la Misa?
?Acaso la "misa" de Montini, promulgada por Pablo VI, el cual, según Fellay, ha sido Papa, es nociva para la Iglesia?

La liturgia es parte de la disciplina general de la Iglesia y un medio de santificación.

Si Fellay afirma que la "misa" de Montini es nociva para la Fe y la salvación de las almas, está negando la Infalibilidad de la disciplina general y la santidad de los medios de la Iglesia.

El problema de la Fraternidad es que sus miembros confunden constantemente la Iglesia con la secta conciliar.
De ahí resultan todas sus herejías, errores y contradicciones.

Tatiana dijo...


Aunque no estoy de acuerdo totalmente con Fellay, dices cosas ciertas:"La caridad es el amor de Dios y por consiguiente el amor del prójimo".
¿Qué tal la caridad de Filomena para con sus prójimos(los foristas que no están de acuerdo con ella)? Y ¿Qué tal la caridad de Filomena con el Papa Francisco? al que le endilga los peores insultos !!!

tomás dijo...

Anónimo dijo...
Monseñor Fellay no es cismático. Bergoglio en cambio no quiere saber nada con la enseñanza anterior al vedos.¿quienes son los verdaderos cismáticos?
8 de diciembre de 2013 11:23

Ambos son cismáticos.

Bergoglio rompió con la Tradición y Fellay se niega someterse a Pancho I, pese a que lo reconoce como Papa.

El dogma del Primado de Pedro exige la obediencia incondicional en todos los asuntos concernientes a la Fe, moral, disciplina general y gobierno de la Iglesia.

Si Fellay dice que los papas conciliares son verdaderos Papas tiene que aceptar su doctrina, liturgia y derecho canónico.

Decir que el Papa solamente debe ser obedecido cuando enseña o decreta de acuerdo con la Tradición es la vieja herejía de los galicanos, los cuales solamente estaban dispuestos a someterse al Papa cuando éste actuaba, según ellos, de acuerdo con el Evangelio.

Un verdadero católico venera y obedece al Papa y no le resiste e intenta hacer "negocios" con el.




Anónimo dijo...

Joaquin Gorreta 55 años y 2 dias ....

Anónimo dijo...

Tomás: Ya cansás con tus estupideces sedevaca.., San Vicente Ferrer obedeció a dos antipapa y no obedeció a tres Papas. San Pablo no obedeció a un Papa en relación a la circuncisión. Y vos seguramente obedecés al Papa-natas de tu secta.
Lo de Monseñor Fellay es impecable. La restauración vendrá por la Santa Misa, por eso Nuestro Señor la ha preservado por medio de la FSSPX. Esta civilización endemoniada con la que los conciliaristas quieren reinterpretar el evangelio, sólo puede recuperarse si regresa a lo sagrado, y la mejor manera de regresar a lo sagrado, es la Santa Misa de siempre. Este es el centro del combate, todo lo demás es añadidura.
Un ejemplo de lo perdido que están los que quieren librar el buen combate, sin darle importancia a lo sobrenatural y sagrado, son los pro-vida, que dicen defender la vida con argumentos naturales prescindiendo de la Fe. Su lucha está perdida, porque se enfrentan a fuerzas preternaturales, con las que nada pueden hacer sus rebuscados argumentos naturalistas.

tomás dijo...

Anónimo dijo...

8 de diciembre de 2013 13:00

"Tomás: Ya cansás con tus estupideces sedevaca.., San Vicente Ferrer obedeció a dos antipapa y no obedeció a tres Papas."

San Vicente Ferrer obedeció a falsos papas durante el Gran Cisma de Occidente cuando nadie sabía si había y cual de los pretendientes era el verdadero.
Por eso decir que el santo obedeció a falsos papas sabiendo que no lo eran es falso.

"San Pablo no obedeció a un Papa en relación a la circuncisión."

?Cuándo San Pablo se negó a obedecer a San Pedro por la circuncisión?

Pablo VI, el cual para Fellay ha sido Papa, prohibió la Misa de San Pío V y promulgó el N.O.M.

El súper-papa Fellay, en vez de obedecer, se pone por encima de la autoridad de Pablo VI y decreta "ex cathedra" que se debe rezar la Misa Tridentina para restaurar la Iglesia.

Anónimo dijo...

Tatiana 12:21


Cuando San Jerónimo bendito -ora pro nobis- dice "...los enemigos de la Iglesia deben ser mis enemigos", se refiere con ello a los enemigos exteriores que golpean la Iglesia, pero también, evidentemente lo dice por los enemigos interiores que son, si cabe, más peligrosos y dañinos para la Iglesia que los que la atacan desde fuera. Los de afuera tienen rostro, se dejan ver, se les ve venir de lejos, apestan a distancia, en cambio, los enemigos de adentro son más sibilinos, aunque también apesten a perros muertos, andan despacio y agazapados como pumas heridos en la selva para que no se les oiga. Miran de soslayo, nunca de frente, e intentan por todos los medios mimetizarse con el paisanaje para pasar desapercibidos. San Jerónimo atacaría con su fuerza sobrenatural que nace del amor a su Dios con más pasión y entrega a los enemigos interiores, que los exteriores. Condenaría a Francisco, y a sus seguidores. El Primer Mandamiento de la Iglesia católica es Amarás a Dios sobre todas las cosas. El primer mandamiento, el más importante, no dice absolutamente nada del amor al prójimo. Habla de que debemos amar a Dios sobre todo y todas las cosas. No dice lo que señala Fellay: "La caridad es el amor de Dios y por consiguiente el amor del prójimo". Yo por muy prójimo mío que sea no puedo amar al hombre que destruye la obra de Dios, su Iglesia. A ese maldito, sea Papa, obispo, o maestro de escuela, lo desprecio con todas mis fuerzas, lo combato con todas mi fuerzas y mis energías, y cuando está derrotado en el frío suelo y pide perdón y clemencia por haber atacado a Dios y su bendita Iglesia, le ofrezco mi caridad y mi amor, y lo que haga falta. Pero no antes. Nunca antes. A Francisco hay que despreciarlo con todas las fuerzas de la que uno sea capaz, combatirlo, señalar sus errores, sus herejías, sus maldades, sus niñaterias. Insultarlo. Con Francisco, y sus seguidores, sólo hay que tener caridad cuando hayan dejado de hacer el mal en la Iglesia y se hayan largado con viento fresco para no volver a mancharla. Entonces, y sólo entonces, hablaremos de misericordia y caridad con los enemigos. Mientras tanto, sólo cabe combatirlos. Y sin tregua. Sin ninguna caridad, ni solidaridad, que diría Francisco para no nombrar la Caridad.




@Olorapescadero

Anónimo dijo...

Mi anterior comentario -14:04- iba destinado a Tatiana, no sé si quedó claro.





@Olorapescadero

Página Católica dijo...

Estimado Diego Ibarra:

En el Novus Ordo, la celebración de la Solemnidad de la Inmaculada se pasa al Lunes cuando cae en Domingo.
De modo que este Domingo se está celebrando el II de Adviento.

En el calendario tradicional no es así. Se celebra la Fiesta de la Inmaculada y se conmemora el II Domingo de Adviento. Esto quiere decir que se dice la misa completa de la Inmaculada, pero se dicen también las oraciones Colecta, Secreta y Postcomunión del II Domingo de Adviento.
De modo que hay, en este caso, dos oraciones Colectas, dos Secretas y dos Postcomunión.

Según tengo entendido, a pesar de que mañana Lunes se celebrará la Solemnidad de la Inmaculada en el Novus Ordo, no es precepto.

La falta de tiempo, junto con esta circunstancia, hizo que no publiquemos nada nuevo. Pero quizá se pueda publicar algo aún.

Saludos y muchas gracias por recordarnos.

Anónimo dijo...

TATIANA, por lo visto sigues sin entender, es decir, sigues en tu ceguera!
Hablar la VERDAD es un acto de caridad y amor a DIOS y al projimo, por ello aquellos que aman a Jesucristo y a su Iglesia no pueden menos que DEFENDERLA de uno que dice ser Papa, pero que NO LO ES.
El que tu no puedas ver que Francisco no es Papa y encima tampoco puedas ver que cada palabra y gesto suyo solo brotan de un hombre orgulloso cuyo odio a la Iglesia es satånico, no es problema de nadie sino solo tuyo.
Llamados estamos a enfrentar las mentiras, herejias, errores, blasfemias, etc., etc., etc., de ese lobo con piel de oveja que se encuentra ahora en el Vaticano.
Pidele al Espíritu Santo la Luz para poder quitar tu ceguera!

¿Qué dijo el Papa León XIII acerca de este silencio o aletargamiento de parte de aquellos que a pesar de ser fuerte el clamor para oprimir la verdad simplemente callan?

“Retirarse ante el enemigo o callar cuando por todas partes se levanta un incesante clamoreo para oprimir la verdad, es actitud propia o de hombres cobardes o de hombres inseguros de la verdad que profesan. La cobardía y la duda son contrarias a la salvación del individuo y a la seguridad del Bien Común, y provechosas únicamente para los enemigos del cristianismo, porque la cobardía de los buenos fomenta la audacia de los malos. El cristiano ha nacido para la lucha”.

¡La lucha pues es ahora y no mañana!

Y esta es CONTRA LAS MENTIRAS, BLASFEMIAS, HEREJIAS, FALSEDADES, OFENSAS, etc., etc., etc., que vienen de una persona que dice ser "papa". En pocas palabras, la lucha es contra la mentira...contra el Mal!
Claro que como dijo el Papa León XIII, solo aquellos que están seguros de la Verdad que profesan y son valientes se atreven a defender dicha Verdad.

Cada frase en este corto parrafo del Santo Padre Leon XIII encierra una profunda verdad. Es toda una enseñanza!

¡Tiempo pues de no callar y no amilanarse ante todo ataque en contra de la Verdad, ataque que de ahora en adelante saldrá de la misma Roma!

Anónimo dijo...

Una muestra mas de la mentalidad diabolica del Novus Ordo pues no hay nadie mas que odie a Nuestra Señora que Satanas.

La fiesta de los 7 dolores de Nuestra Señora que celebramos alla por septiembre COMPLETAMENTE ELIMINADA. Y ahora resulta que la fiesta de su Inmaculada Concepcion no se celebra, se traslada de dia y encima se elimina el caracter de precepto!

Sigan colaborando con SATANAS ESPECIALMENTE USTEDES SACERDOTES QUE CONOCEN EL TEMA Y SON COBARDES Y NO DAN EL PASO PARA CELEBRAR LA MISA TRADICIONAL.

Anónimo dijo...

Mas allá de Pancho y mas allá de Fellay (No soy devoto de ninguna de esas capillas), la única verdadera Santa Misa es la del Rito Tridentino.

Y esa es la realidad. Todo lo demás son supercherías. Y como bien decía el P. Balmes en "El Criterio": "La única verdad es la realidad".

Lo demás son puras fantasías y llamar Misa a la ceremonia luterana y modernista conciliar es una fantasía de la peor especie.

Pero la inmensa mayoría, carcomida por la prensa judeomasónica, la logia Vaticana y su propia soberbia, crre que cualquier cosa es una Misa. Esta mayoría como buena demócrata que es profesa la Ley del Número. Su verdadera religión: la democracia la impulsa a tales extravíos como el culto a la ley del número, su antropocentrismo y su Hibrys.

Por eso la herética Misa Conciliar le da la espalda a Dios y el frente a la Plebis, verdadero ídolo que reemplaza a Dios.

Pancho es un simulador que finge observar todas estas papurrachadas, Fellay con sus anatemas a Monseñor Williamson y sus contraccdiciones resteradas no es muy diferente a Sinagoglio.

Ramiro Queipo

AVE dijo...

A PAGINA CATOLICA UNA AYUDA: MARIA INMACULADA: EN LA ARGENTINA SE CONSERVA LA CELEBRACIÓN EL 8 DE DICIEMBRE
Buenos Aires (AICA): La Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos autorizó que en la Argentina se celebre la solemnidad de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre, aunque ésta coincida con el segundo domingo de Adviento, como este año. El decreto exime a la Conferencia Episcopal Argentina de tener que reiterar la autorización cada vez que ello ocurra. No obstante, y a fin de no perder el sentido, la Congregación sugirió se mantengan algunas partes de la misa del domingo de Adviento.
http://www.aica.org/9648-inmaculada-en-la-argentina-se-conserva-celebracion-el-de-diciembre.html

Anónimo dijo...

Obispo ilicito..Dios lo bendiga y convierta

Página Católica dijo...

Ave:

Muchas gracias, había visto que para España se dio la dispensa, y ahora veo en AICA que también para la Argentina.

Ya está publicado el respectivo post en este blog:
http://www.pagina-catolica.blogspot.com.ar/2013/12/inmaculada-concepcion-monicion-y-salmo.html

Saludos.

Anónimo dijo...

como pueden creer estar en la Verdad siendo obispo ilicito?

Preocupado dijo...

Vamos a ver amigo:

precisemos los términos. Fellay no es obispo ilícito, pues el orden sagrado se confiere o no.
Se es obispo o no se es obispo, en este caso lo es.

Otro tema es que quien lo ordenara haya cometido un acto ilícito al hacerlo, o que él no tenga inserción canónica en la Iglesia.

Me atrevo a señalarle este punto, porque se dice también que la Misa celebrada por sacerdotes de la fraternidad es ilícita, lo cual es un error, la Misa es Misa; quien la celebra puede hacerlo ilícitamente, por no tener las licencias, pero eso es otra cosa.

En Cristo.

Alejandro De Fez dijo...

COMO DECIA CATALINA DE SIENA NO ES QUE YA EL MUNDO ESTABA PODRIDO, ES QUE HOY LA IGLESIA ESTA PODRIDA.

DEJESE DE MISANGAS AHORA, TAMBIEN SOLO LE ESPERA EL JUICIO, A LAS CABRAS, LOS MUNDANOS Y LOS MASONES....

Anónimo dijo...

Siguen las calumnias contra el Santo Padre

1

http://www.zenit.org/es/articles/francisco-reza-una-conmovedora-oracion-a-la-inmaculada-en-la-plaza-de-espana?utm_campaign=diariohtml&utm_medium=email&utm_source=dispatch

Anónimo dijo...

Porque siguen las calumnias contra el Santo Padre Francisco

2

http://www.zenit.org/es/articles/las-palabras-del-papa-francisco-en-el-angelus-de-la-inmaculada?utm_campaign=diariohtml&utm_medium=email&utm_source=dispatch

Anónimo dijo...

Sr preocupado, el tema de la licitud se lo dejo a usted que lo tiene muy trabajado.
Por otro lado si pudiese responderme sobre la autoexcomunión de Fellay y de cualquiera que propague el espíritu satánico sismático.
BXVI en un acto de misericordia les sacó la excomunión al igual que a mi amigo abortista, resulta que vuelven a lo mismo y se autoexcomulgan.
No hace falta excomulgarlo al igual que a mi amigo cuando vuelve a la apologética del aborto, se autoexcomulgan solitos.
Otra preguntita: asistir a una misa de la Fraternidad es tan licita como asistir a una misa ortodoxa?
Saludos.

Anónimo dijo...

" ...Judás , siempre criticaba a Jesús ....mire lo que le paso .."

Preocupado dijo...

Estimado:

Fellay no está excomulgado, no sé qué canon le aplica Ud. para "excomulgarlo".

Las misas en la Fraternidad son válidas y la Iglesia ha dicho que se pude asistir con ciertas reservas.
No creo que sea lo mismo que asistir a las misas ortodoxas, a las que no deberíamos asistir, excepto en ocasiones muy especiales, como un funeral, un casamiento o dónde no haya liturgia católica.

Saludos.

Diego Ibarra dijo...

Estimados PC:
Recién he visto la nota correspondiente y la aclaración en estos comentarios. Muchísimas gracias.

Anónimo dijo...

Sr, preocupado, hasta donde se. Fellay se le retiró la excomunión a los efectos que su decisión de firmár sea lo más libre de condicionañientos. Pero al volver a propagar y revindicar permanrntemente el espíritu cismático se vuelve a autoexcomulgar al igual que un amigo abortista que en un momento le sacaron su excomunión por abortista y luego volvió a hacer apologética del aborto.
Con respecto a la misa veo que es tan válida con las restricciones, como asistir a una misa ortodoxa.
Respecto a las reservas precisamente es no concentir la causa cismática del cisma, osea aceptar el CVII como asisstido totalmente por el EESS.
Saludos, muy amable.

Jack the Ripper dijo...

Recién entro al post y veo que las locas anti Tradición y anti Fraternidad están que trinan. Es magnífico ver como sudan odio.

Ano-nimo de las 20:28.
Veo que Ud es un maestro en decir pelotudeces sin sentido, por lo que le voy a responder con algo a su altura:
empiece a escribir bien sin errores de ortografía, ya que esa brutalidad que demuestra en lo inmediato nos hace intuir que sus comentarios participan de la misma brutalidad emanada de un enano con espíritu de gran pelotudo.

Anónimo dijo...

aceptar el cvii como asistido por el EESS

ahhhh jajjajajja


pero si ni le dieron la hora al Espíritu Santo en ese concilio.
Por favor

Anónimo dijo...

Anónimo dijo...
" ...Judás , siempre criticaba a Jesús ....mire lo que le paso .."

8 de diciembre de 2013 17:56



anónimo mire quién es el verdadero judas en todo esto


http://nacionalismo-catolico-juan-bautista.blogspot.com.ar/2013/12/bergoglio-nueva-era-y-gobierno-mundial.html

Anónimo dijo...

Sr, jack mucho insulto y nada de caridad. Deje de privatizar la iglesia con su ideología satánica.

Anónimo dijo...

Sr, jack mucho insulto y nada de caridad. Deje de privatizar la iglesia con su ideología satánica.

Anónimo dijo...

TATIANA bergoglio NO DEFIENDE LA VERDAD.

A DIOS NO SE LO HONRA CON EL ERROR O LA MENTIRA.

http://youtu.be/fIUTdEl_Xpk

Anónimo dijo...

Dios no necesita ser defendido.
Misericordia quiero, no holocausto!
Dios quiere que nos amemos unos a otros como Dios nos ama!

Anónimo dijo...

CARIDAD SIN


V E R D A D


NO ES VERDADERA CARIDAD



si mal no recuerdo lo dijo San Agustín

Anónimo dijo...

EL VICARIO DE CRISTO SI AMA LA VERDAD

DEFIENDE LA VERDAD


Anónimo dijo...

Anónimo dijo...
Dios no necesita ser defendido.
Misericordia quiero, no holocausto!
Dios quiere que nos amemos unos a otros como Dios nos ama!


9 de diciembre de 2013 05:49

.......................

PRIMERO QUE bergoglio NO TIENE CARIDAD PARA CON LOS BAUTIZADOS


solo tiene apego a los hermanos mayores, menores, separados y toda la mar en coche....


SEGUNDO, USTED ANÓNIMO, SI TIENE HIJOS, ¿LOS DEFIENDE DE LOS QUE LE PUEDEN HACER MAL? ¿O DEJA QUE LOS VIOLEN O PROFANEN???¿USTED NO DEFIENDE A LOS QUE AMA??? PUES PASA LO MISMO CON LA VERDAD

LA VERDAD ES LA DOCTRINA DE CRISTO
SI USTED AMARÍA LA VERDAD LA DEFENDERÍA


¿QUE TIENE USTED EN ESA CABECITA LOCA???


-

Anónimo dijo...

"CUANDO EL ERROR NO ES COMBATIDO,
TERMINA SIENDO ACEPTADO;
CUANDO LA VERDAD NO ES DEFENDIDA,
TERMINA SIENDO OPRIMIDA"
San Félix III, Papa

Anónimo dijo...

"CUANDO EL ERROR NO ES COMBATIDO,


TERMINA SIENDO ACEPTADO;


CUANDO LA VERDAD NO ES DEFENDIDA,

TERMINA SIENDO OPRIMIDA"


San Félix III, Papa



Anónimo dijo...

anónimo del amor y la misericordia, usted es como prometeo que le robó el fuego a los dioses para dárselo a los hombres; usted le roba a Dios el fuego de su amor, para que ellos se amen entre si pero sin amar a Dios. Tenga cuidado porque mas o menos eso es lo que pretende el anticristo.

Anónimo dijo...

" CARITAS IN VERITATE"

" DEUS CARITAS EST "

Anónimo dijo...

CUANDO LA VERDAD NO ES DEFENDIDA,

TERMINA SIENDO OPRIMIDA"


San Félix III, Papa



¿que parte de esa frase del Papa San Félix no le queda clara anónimo conmiseroso?


La Verdad es Cristo en su Doctrina. Si Cristo le entregó oro a los APÓSTOLES y estos supuestos sucesores de los Apóstoles nos entregan plomo, entonces nos están timando.

.................................

Anónimo dijo...

IN VERITATE

no en el error

Anónimo dijo...

" anónimo del amor y la misericordia, usted es como prometeo que le robó el fuego a los dioses para dárselo a los hombres; usted le roba a Dios el fuego de su amor, para que ellos se amen entre si pero sin amar a Dios. Tenga cuidado porque mas o menos eso es lo que pretende el anticristo. "

QUE BOLUDO ESE COMENTARIO

Anónimo dijo...

IN VERITATE

no en el error

Otro comentario boludo

Anónimo dijo...

Dios no puede ser honrado en el error o la mentira.

Anónimo dijo...

Otro comentario boludo

9 de diciembre de 2013 07:00


eso es usted

en el error no se ama a Dios

dos veces se manifestó la voz de Dios

en el Jordán y en el Tabor



ESTE ES MI HIJO AMADO

ESCÚCHENLO


si no escuchan a Cristo
están en el error

y no se puede estar en comunión con el error

Anónimo dijo...

QUE BOLUDO ESE COMENTARIO

9 de diciembre de 2013 06:58


pues me temo que el bolú es usted
mentecato

mente captada por el error

Anónimo dijo...

" CARITAS IN VERITATE"


anónimo que no le importa el error

usted le está diciendo bolú a Benedicto


IN VERITATE

NO EN EL ERROR

Anónimo dijo...

anónimo pancristiano entienda que lo suyo es promiscuidad.

Anónimo dijo...


Sois vos que tiene esa única palabra " ERROR" en la boca ,
Sois vos que dice quien está en la verdad o el error , NO Benedicto ,
Sois vos que condena ,
Sois vos que falta a la Caridad y a la Verdad ..
Sois vos que pretende saber más que Cristo , y más que SU Vicario .
Caridad y Verdad NO PUEDEN SER DISOCIADA

Anónimo dijo...

Anónimo 07:00 si usted amaría a Jesucristo quisiera que los demás también le amen.

Anónimo dijo...



IN VERITATE

Anónimo dijo...

07:34

SE LO DICE BENEDICTO

IN VERITATE

YO SOLO LO ESCRIBO

y no es cierto que no está disociada la caridad de la verdad


hoy en día utilizan la palabra amor como reemplazo de la verdadera caridad que no se alcanza sin la verdad


todo el mundo habla de amor

pero ya sabemos a lo que se refieren... ese amor de verdad no tiene nada.


NO SE HAGA EL IDIOTA ANÓNIMO

USTED SABE MUY BIEN QUE HOY EN DÍA LA CARIDAD ESTÁ DISOCIADA DE LA VERDAD


ES MAS NI SIQUIERA HABLAN YA DE CARIDAD SINO DE AMOR

Y TODOS SABEMOS A QUE SE REFIEREN CUANDO HABLAN DE AMOR

AMOR DE EGOLATRÍA

NADA QUE VER CON AMOR A DIOS Y A LOS DEMÁS EN DIOS-

Anónimo dijo...

pobrecito hijo del promiscuo juan pablo segundo.

Anónimo dijo...




" Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él ».

Anónimo dijo...

Sois vos que pretende saber más que Cristo , y más que SU Vicario

anónimo lo que le digo lo enseña Cristo en la Biblia, yo solo lo leí en una nota al pie de página de la Biblia de Monseñor Straubinger, pero algunos como son unos tremendos acomplejados ni siquiera quieren ser iluminados por la Verdad.



Anónimo dijo...

" Nosotros hemos conocido el amor que Dios nos tiene y hemos creído en él ».

9 de diciembre de 2013 07:5

por eso mismo si usted conoce su amor debe querer que los demás salgan del error y le amen

el camino es estrecho


el ancho ya sabemos a donde conduce


Anónimo dijo...

EGO SUM VIA VERITAS ET VITA

Anónimo dijo...

SI EL ES EL CAMINO NO PODEMOS SEGUIR CUALQUIER CAMINO


SI EL ES EL CAMINO LOS DEMÁS CAMINOS ¿ADÓNDE CONDUCEN?

Anónimo dijo...

Anónimo dijo
“ el camino es estrecho
el ancho ya sabemos a donde conduce “
Te agradeceríamos que TÚ…. , NO nos lo hagas más estrecho .

Anónimo dijo...

Los Judíos están en el error

Los protestantes están en el error

Los musulmanes están en el error

Los ortodoxos están en el error ,

Los pecadores están en el error

Fellay está en el error

Los Lefebvristas están en el error ,

JP II fue laxista con el error . y es promiscuo

Francisco es un anticristo

Los que lo siguen son bolu conciliares.

……………

Anónimo dijo...

Al decalogolista de las 08:31 le falta hierro y le sobra hígado. Hágaselo mirar. De tanto querer agradar a diestro y siniestro ha metido en el mismo zurrón a personas honorables con la fe de Cristo Nuestro Señor incompatibles con judíos y moros. Y todo para dar la cara por ese mamarracho papafrita de Bergoglio.



@Olorapescadero

Anónimo dijo...

Escribo lo que escucho y leo en este blog , ni mas.

el decalogolista

Unknown dijo...

Sobre la Caritas
en el erudito libro Iota Unum de Romano Amerio (filologo Suizo y teólogo laico ademas de haber sifdo peritti en el CV 2 sintetiza magistralmente el espíritu del concilio en la siguiente frase . "Se sacrifico la Veritas por la Caritas" esto es lo que hacen los papas post conciliares, por la Caritas mal entendida sacrifican la Veritas que es inmodificable.
No conozco mucho la trayectoria de Mons Fellay pero mientras defienda la Veritas con el lema Inaciano "Agere Contra y amor a la Magis" estoy de acuero. El que no está manifiestamente contra el mundo o contra corriente (Agere Contra" es este Papa al que los romanos sagaces ya lo calaron le apodaron Eel Papa Piaccione o sea practica la gran Sioli con cualquier endemoniado y hereje que saluda en una muestra palmaria que va a seguir sacrificando la Veritas por una Caridad mundana y modernista pero no reciamente cristiana yn que habla paulina.
Testa Magnum

Anónimo dijo...

Dentro de un par de años se la Fraternidad proclamará a San Lefebvre!

Anónimo dijo...

San Lefebvre será el equivalente a San Focio de la Iglesia Ortodoxa:
Veamos como veneran a este santo los Ortodoxos:


San Focio, Patriarca de Constantinopla provenía de una familia de celosos cristianos. Su padre murió como un mártir en defensa de los iconos sagrados. San Focio recibió una excelente educación y dado que su familia estaba relacionada con la casa imperial, ocupó el cargo de Secretario de Estado en el Senado. Sus conocidos decían que aún que San Focio era joven de edad, tenía la madurez de un sabio, pues a pesar de vivir alrededor de tanto lujo y belleza, admiraba y deseaba una vida sencilla.

Los obispos, a sabiendas de la piedad y el amplio conocimiento de Focio, informaron al emperador que era un hombre digno de ocupar el puesto del Patriarca. San Focio aceptó la propuesta con humildad. Pasó por todos los grados sacerdotales en seis días. En el día de la Natividad de Cristo, fue consagrado obispo y elevado al trono patriarcal.

El Patriarca Ignacio fue destituido de su puesto y esto trajo celos y discusiones dentro del patriarcado.

En el año 861 hubo un sínodo para poner fin a los disturbios, y la deposición de Ignacio y la instalación de Focio como Patriarca se confirmaron.

Hasta el final de su vida, San Focio fue un firme defensor de la Iglesia Ortodoxa de Oriente contra las intrigas y asechanzas papales. En 864, Bulgaria voluntariamente se convirtió al cristianismo. El príncipe búlgaro Boris fue bautizado por el patriarca Focio.

Más tarde, Focio envió a un arzobispo y a un grupo de sacerdotes para bautizar al pueblo búlgaro. En 865, los santos Cirilo y Metodio fueron enviados a Bulgaria a predicar a Cristo en la lengua eslava. Sin embargo, los partidarios del Papa también predicaron contradiciendo a los misioneros ortodoxos.

Los Alemanes invadieron Bulgaria y el príncipe tuvo que pedir al Papa que enviara a sus obispos para apoyarlo. Cuando llegaron a Bulgaria, los legados del Papa comenzaron a sustituir las enseñanzas cristianas ortodoxas y su práctica por la propia. San Focio, como un firme defensor de la verdad y denunciante de la falsedad, escribió una encíclica informando a los obispos de Oriente las acciones del Papa; denunciando que la separación de la Iglesias Romana y Ortodoxa no sólo existía en el ritual, sino también en su confesión de fe. Se convocó en consejo la censura de la arrogancia de Occidente.

En 867, Basilio el Macedonio se apoderó del trono imperial después de asesinar al emperador Miguel.

San Focio denunció al asesino y no le permitió participar más de los Santos Misterios de Cristo. Por lo tanto, San Focio fue retirado de la sede patriarcal y confinado a un monasterio bajo la custodia del Patriarca Ignacio quien fue restaurado a su posición.

En el año 869 se creó un sínodo para investigar la conducta de San Focio. En este consejo participaron los legados del Papa. Los participantes firmaron un documento reconociendo la primacía papal. Los obispos de Oriente no estuvieron de acuerdo en esto por lo que se convocó un Consejo.

En el sínodo San Focio escuchó con un silencio digno todas las acusaciones que los delegados le imputaron. Sólo cuando los jueces le preguntaron si deseaba arrepentirse dijo: “¿Por qué se consideran a sí mismos jueces?”. El santo fue enviado a prisión durante siete años.

La Iglesia ortodoxa venera a San Focio como un “pilar y fundamento de la Iglesia”, “guía de inspiración de los ortodoxos” y un teólogo sabio. Dejó tras de sí varias obras: explicó los errores de los latinos, refutó la enseñanza sobre la inmortalidad del alma y habló sobre la destrucción de las herejías; explicó las Sagradas Escrituras y estudió muchos aspectos de la fe.

Sus intercesiones sean con nosotros. Amén.

Anónimo dijo...

Anónimo 19:11 , mientras (no) llega ese momento siga disfrutando de la Falsa Iglesia del Nuevo Orden Mundial con su Papayaso Bergoglio al frente y el Anticristo que es realmente quien la gobierna, manejando sus hilos por detrás. Por cierto que cuando el Anticristo dé la cara desde Roma gobernando, muy pronto les durará la dicha.Al lago de azufre serán arrojados. Está predicho.



Filomena de Pasamonte.

Anónimo dijo...

pior que focio es el beatrucho y el buenudo 23
dentro de poco sabrán porque

Anónimo dijo...

San Marcel securus que ya está gozando del cielo junto al Señor. Ora pro nobis.

Anónimo dijo...

Focio el lutero ortodoxo griego.

Anónimo dijo...

Unknown ¿que es la gran Sioli?

Anónimo dijo...

9 de diciembre de 2013 08:27

ustedes lo hacen mas estrecho por no AMAR LA VERDAD.

Anónimo dijo...

San Lefebvre, San Lutero, San Focio, que Dios los tenga en su gloria!

Anónimo dijo...

San Marcel si
Lutero no creo pues una monja lo vió en el infierno.
Focio no me consta, pero los ortodoxos son bastante cabeza dura asi que san nada.

Anónimo dijo...

Lo de focio fue un verdadero cisma, lo de Marcel no, por el contexto.-

tomás dijo...

Lefebvre nunca se separó oficialmente de aquellos que contemplaba como Papas, pero se negó a someterse en forma continua y en asuntos graves.
Incluso llegó a consagrar obispos contra la prohibición de Wojtyla, el cual para el era verdadero Papa.

Por eso, Lefebvre ha sido de hecho un cismático, pese a todas sus declaraciones de fidelidad a Roma.

La Fraternidad es una secta cismática, a cuyas misas, si bien son válidas, ningún católico puede asistir. Igualmente no se puede recibir de los sacerdotes lefebvrianos los sacramentos en forma habitual.
De acuerdo con el mandato de San Pablo los obispos y sacerdotes y laicos "comprometidos" deben ser evitados.

Anónimo dijo...

LO DEL BEATRUCHO FUE UN CAPRICHO.

Anónimo dijo...

Lefebvre no fue cismático, sino fiel a la Roma Eterna-

Anónimo dijo...

Anónimo que dijo...

" Lefebvre no fue cismático, sino fiel a la Roma Eterna-
10 de diciembre de 2013 17:43 "

Si Lefebvre consagro tres Obispos, sin autorización del Papa del momento, es porque creía que el único REPRESENTANTE legitimo de la Roma Eterna era el .

Anónimo dijo...

El BEATRUCHO le suplico " por la sangre de NSJC " de no consagrar obispos

Anónimo dijo...

EL BEATRUCHO NO SUPLICABA NADA
ESE SOLO SABÍA REPRIMIR
LA TRADICIÓN APOSTÓLICA Y TODO LO QUE TUVIERA QUE VER CON ELLA.

CAPRICHOSO DE MERDE

Anónimo dijo...

Si Lefebvre consagro tres Obispos, sin autorización del Papa del momento, es porque creía que el único REPRESENTANTE legitimo de la Roma Eterna era el .


10 de diciembre de 2013 19:45


NO SEÑOR, ESA ES SU INTERPRETACIÓN INFANTILOIDE DEL TEMA

Anónimo dijo...

SI SEÑOR , y es EVIDENTE

Anónimo dijo...

NO SEÑOR NO ES NADA EVIDENTE
USTED NO PROFUNDIZÓ EL TEMA
Y JUZGA A MONSEÑOR LEFEBVRE

LO ÚNICO EVIDENTE ES COMO EL BEATRUCHO DEJÓ LA IGLESIA
Y ESO LO VEÍA DESDE ESA ÉPOCA MONSEÑOR.

Anónimo dijo...

Lefebvre dejó de confiar en la PROVIDENCIA y en la IGLESIA

Anónimo dijo...

Lefebvre vivió en carne propia toda la porquería que hicieron en el vedos y luego. Vos no le vas a venir a contar tus cuentitos anónimo idiota.

Jack the Ripper dijo...

Si la Iglesia y nuestra Patria ahora en manos comunistas tuviese solo 3 obispos que le llegasen a las rodillas de Mons Marcel Lefebvre, la historia sería otra.
Se harían valer los derechos de Dios.
Se respetarían los verdaderos derechos humanos anclados en los mandatos de Dios y en la ley natural.

Mons Lefebvre, ruega por nos y sacude a los obispos argentinos de su sueño de cobardía y apostasía.


Anónimo dijo...

correctísimo Jack

estos chinitos de mierda que vienen a criticarlo se merecen una buena tunda ...