lunes, 13 de agosto de 2012

Bargalló: ¿vuelve o no vuelve?


Se ha retirado "por un tiempo"


Del seminario de esta Diócesis salió Fernando María

Nos enteramos por Catapulta de una entrevista al Presidente de la Conferencia Episcopal Argentina y Arzobispo de Santa Fe, Mons. José María Arancedo, publicada en el suplemento Enfoques del diario La Nación (que puede leerse completa Aquí), el pasado 5 de Agosto. Entrevista que reproducimos abajo parcialmente, con los comentarios del Artillero, y en las que se muestran algunas respuestas "tibias, aguachentas y confusas, que merecen metralla a discreción", propias de un obispo que parece querer agradar a Dios y al diablo simultáneamente.

Cuando ocurrió el desafortunado caso Bargalló, pensamos que el Clan de San Isidro en particular, y la progresía episcopal que atormenta a la Iglesia en la Argentina, en general, no iban a entregar a una de sus "joyas" (*) con facilidad. Seguramente tendrían para él pensado un destino de mayor alcurnia, quizá una diócesis que, por mantener todavía algún sesgo tradicional, fuera necesario disciplinar.

Pensamos también que a este objetivo, dejar abierta la posibilidad de la reinstalación futura del Obispo, concurrieron las maniobras de disimulo y apoteosis, encubiertas o directas, llevadas a cabo por algunos de sus pares y por sus amigos. Operación que ya se había ensayado cuando el caso de Mons. Juan Carlos Maccarone.

Recordemos la Misa Triunfal protagonizada por el Cardenal Bergoglio y Mons. Casaretto. Allí, mientras la primatesta de los obispos argentinos hacía una tan sutil como falsa analogía entre el "prontuario" de San Pablo y el del pobre y perseguido Bargalló, su padre espiritual acuñaba la frase "Silencio Penitencial", que le permitiría al infeliz obispo "zafar" sin presentar excusas públicas ni recibir pena alguna por su delito. Por lo visto, para cierta jerarquía que añora los principios de la Revolución, somos todos iguales, pero no tanto.

Pues bien, en la entrevista que cometamos Mons. Arancedo responde como sigue:

Pregunta: ¿Cuál es la situación eclesiástica de Bargalló?

Respuesta: Fernando es, desde ya, una persona muy valiosa. Ha quedado en un contexto personal de retirarse por un tiempo. Y pidió disculpas. Es un obispo que ha presentado su renuncia y que el Papa ha aceptado. Sigue siendo un sacerdote, pero sin ejercer el ministerio episcopal. Habrá que ver más adelante qué decide el Santo Padre.

Primero le recordamos a Mons. Arancedo que nunca Bargalló pidió las disculpas públicas que debió pedir. Antes bien, usó de los medios para mentir poniendo a Dios por testigo; luego de lo cual se atrincheró en el Silencio Penitencial enunciado por Casaretto en la Misa Triunfal, con el aval del Cardenal Bergoglio allí presente.

Y segundo nos preguntamos con el título de esta nota, Bargalló: ¿vuelve o no vuelve?; y si es que acaso volviera: ¿en calidad de qué lo haría? 

(*) La palabra Joya entrecomillada que usamos para referirnos a Fernando María Bargalló, no debe entenderse en un sentido peyorativo, sino para explicar claramente cómo lo ven sus propios pares. No en vano Mons. Ojea se refirió a su "noble corazón", y ahora Mons. Aracedo destaca su "valía personal".





-¿No tienen derecho los homosexuales a armar una sociedad conyugal que también pueda estar regida por el amor?

-Respeto a la persona desde ya, pero se mezclan muchas cosas. Si esa libertad no parte de la naturaleza corremos el peligro de quebrar la ecología del hombre. Hay una suerte de “adultocentrismo”. Se acomoda todo a una libertad creadora que no reconoce lo dado por la naturaleza incluso en la educación sexual, en la que hay que formar a varones y niñas a partir de su biología, no que todo dependa de su libertad.

(¿Se entiende algo, estimado lector, aparte de enterarnos de que Monseñor “desde ya” respeta a la persona, como si eso fuera una nota distintiva que lo aleja de cualquier sospecha de fundamentalismo?)

-¿Habla de la identidad de género?

-Es que cuando la libertad se desconecta del dato, vamos a cualquier lado. Una libertad que se crea a sí misma va en contra de la naturaleza. Eso también forma parte de decisiones políticas.

(¿No habrá hecho falta puntualizar de entrada cuál es la verdadera libertad y cuál la falsa?)

-Las sociedades modernas empiezan a reconocer las diversidades de género, raciales y políticas, de manera que el nuevo Código debe contemplar todas esas distintas situaciones que han ido apareciendo.

-Pero tiene que tener racionalidad. Una ley también tiene un sentido pedagógico, sin que eso signifique que deba discriminar. Pero distinguir no es discriminar. Estoy en contra de discriminar y a favor de distinguir para dar a cada uno lo que le corresponde. No es lo mismo una unión convivencial que un matrimonio.

(Discriminar, según la primera acepción del Diccionario de la RAE es “separar, distinguir, diferenciar una cosa de otra”. Matete de Monseñor, que primero opone distinguir a discriminar y luego dice estar a favor de la distinción.(?)
¿Habrá olvidado las nociones básicas de la filosofía o es que en su seminario estudió por apuntejos, malos por cierto? Repase, Monseñor, aunque sea por Maritain…
Y menos mal que para Ud., Monseñor ,“no es lo mismo una unión convivencial que un matrimonio”…)

La sociedad civil puede conceder a dos personas del mismo sexo que se transfieran mutuamente sus derechos, pero eso no se puede equiparar con el matrimonio”.

(Si no malentendí, Monseñor, Ud. tolera el putimonio, con la “valiente” salvedad de que “no se puede equiparar con el matrimonio”)

“Fernando (Bargalló) es, desde ya, una persona muy valiosa. Ha quedado en un contexto personal de retirarse por un tiempo”.

(Para Ud., Monseñor, este cachondo, “es, desde ya”-premisa que parece inalterable-“una persona muy valiosa”, cuando su conducta ha sido la de un auténtico canallita, que deshonró a la Iglesia. Y para colmo, Monseñor sugiere que puede volver…)
--- --- --- --- --- 

Después de padecer tanta mediocridad y ligereza, me animo a pronosticar que pronto las ocho bienaventuranzas que conocíamos, podrían ser sustituídas por esta sola:

“Bienaventurados los políticamente correctos, porque ellos alcanzarán el pleno respeto humano”.

¡Felicitaciones, Monseñor!

Nota catapúltica

Si el lector halla en la entrevista las palabras “Dios”, “sacramento”, “ley natural” “pecado contra natura”, “vicio nefando”, lo invito a tomar una ración doble de “Juancito Caminador” (Black Label, que para el Blue no me da el cuero).



6 comentarios:

Memoria dijo...

¿Vuelve o no vuelve? Claro que vuelve, y lo hará cargado de méritos. ¿Cuántos "ex curas" son docentes de institutos terciarios o universitarios católicos? Lo que es peor, se los tiene como personajes relevantes y "reputados". Conozco el caso de la universidad salesiana, la del barrio de Almagro, donde un ex Inspector que se fue de manera escandalosa en los años ´80 volvió más tarde como un prestigioso profesor... sin palabras

Jaime Salado de la Riva dijo...

Me ha encantado su blog. Le invito a que eche una ojeada al mío: http://creoendios.blogspot.com.es/

elbio dijo...

Este Catapulta no tiene pelos en la lengua, cosa que si le sobran a Mons. Arancedo que por respeto "humano" no se atrevió a mencionar en ningún momento a Dios, a Cristo ni a la Santa Iglesia Católica, no sea que el entrevistador se vea molestado por no profesar su fe!

Anónimo dijo...

Hola! me estoy dando cuenta de que muchos argenitinos se han contagiado del "relato" y ya lo usan para sumar más confusión a los tiempos que corren. Son de terror!

marcos dijo...

Amigos de PAGINA : me estan cansando un poco con el affaire Bargallo . No entiendo por que atacan a un pobre hombre que consolida su dilatado noviazgo con una luna de miel en el Caribe .Despues de visitar religiosamente a su novia los fines de semana ,durante cerca de dos años (SI, DOS ), decide tomarse unas romanticas vacaciones con ella.Seguro alli le hablo de sus jefes y juntos imaginaban que estos los visitaban en su nidito de San isidro ,y que les preparaban una deliciosa comida.Todo sea por un ascenso.Despues de todo Fernando Maria, no andaba con un remisero ( son bastante mersones ),ni coqueteaba con un seminarista (son inexpertos ).Era un alumno ideal, que con tantos meritos, algun dia seria Gerente General en Argentina de la Church and co.Del Fundador de la empresa ya nadie se acuerda, y es que las empresas modernas miran para adelante y ni pensar en nostalgias y tradiciones.Harian "ecumenicas" reuniones con "gerentes" de otras empresas y renegarian de los antiguos uniformes y costumbres. Todo lindo,moderno y sensual.... hasta que un dia encuentren en algun viejisimo libro de actas ,las mas colosales palabras que puedan ser pronunciadas por hombre alguno:CRISTO VENCE ¡¡¡
CRISTO REINA ¡¡¡
CRISTO IMPERA¡¡

criollo y andaluz

Marcela dijo...

Esta es la Iglesia de Santa Fe, tal cual el obispo, asi sus curas, con Dios y con el diablo, ninguno imagen de Jesús, tibios y lamentables!