domingo, 1 de mayo de 2011

Mons. Storni: ¿del abuso a la inocencia?


Otra oportunidad para el Arzobispo emérito de Santa Fe

La Cámara anuló el fallo condenatorio


Se conoció ayer por los medios de prensa, que la Cámara Penal de Apelaciones de Santa Fe anuló la sentencia que condenaba a Mons. Edgardo Storni a ocho años de prisión por abusar sexualmente de un seminarista, mandando que su caso sea tratado de nuevo por otro tribunal de primera instancia.

Según informó en Septiembre de 2002 el diario La Nación de Buenos Aires: "El origen de esta situación inédita para la feligresía santafecina se remonta a 1994, cuando el Vaticano ordenó a monseñor José María Arancibia -hoy arzobispo de San Juan- la instrucción de una causa originada en relatos de seminaristas según los cuales evidenciaban comportamientos irregulares de Storni, al final de la década de los 80 y comienzos de la siguiente, en perjuicio de jóvenes volcados a la vocación religiosa".

A fines de ese mes, Mons. Storni envió desde Roma un facsímil que reproducimos abajo, a su presbiterio y feligresía informándoles que había presentado su renuncia al Beato Papa Juan Pablo II, la que le fue aceptada de inmediato.
No obstante lo cual, sigue La Nación: "la causa judicial sigue abierta, y el juez Giovanini mantiene firme la convocatoria a Storni para resolver su responsabilidad en cinco relatos de casos de abusos sexuales denunciados por seminaristas, tanto en dependencias del seminario local como en retiros espirituales celebrados en Calamuchita, Córdoba".

Finalmente el 29 de Diciembre de 2009, la jueza María Amalia Mascheroni que había sucedido en la causa al juez Giovanini, condenó al Arzobispo santafesino por “abuso sexual agravado a la pena de ocho años de prisión e inhabilitación absoluta, por el tiempo de la condena, y las costas del proceso”. Fallo que fue inmediatamente apelado por la defensa del Obispo, que no fue a la cárcel en razón de la apelación y de su avanzada edad.

Se recordará que al ser expulsado el padre Alessio del estado clerical por el Tribunal Interdiocesano de Córdoba, se quejó públicamente de que hubiera varios colegas suyos condenados por la Justicia que, sin embargo, no habían tenido castigo alguno por parte de la Iglesia. Entre los por él nombrados figuraba el Arzobispo Emérito de Santa Fe.

En la apelación presentada oportunamente por la defensa de Mons. Storni, se pedía tanto la anulación de la sentencia como de todo el proceso.
Hoy la Cámara viene a darle la razón en parte al anular solamente la primera. Por eso, el abogado defensor Dr. Eduardo Jauchen dijo a la agencia Telam: "Considero que lo que se tiene que anular no es la sentencia, sino el proceso. Cuando apelé, lo que pedí fue justamente eso, la anulación de la sentencia y del proceso, que adolece de vicios graves que van más allá de la valoración de las pruebas y afectan derechos fundamentales de mi cliente"... Estoy de acuerdo con el fallo, con esta decisión monseñor Storni es inocente, pero además vamos a pedir la anulación del proceso judicial... estoy preparando una una nueva presentación pidiendo que se anule todo el proceso judicial"

Pidamos al Señor que asista especialmente a los jueces que intervendrán en este lamentable caso que afecta tanto a su Iglesia.


CARTA MANUSCRITA DEL SR. ARZOBISPO
MONS. EDGARDO GABRIEL STORNI

Enviada vía fax el día 24 de setiembre de 2002 y transcripta en Santa Fe.


Roma, 21 de setiembre de 2002

Queridos hijos:

Hasta hoy, ante tanta agresión y tanto dolor, ha sido tiempo de silencio. Ahora es tiempo de gestos, para curar las heridas, levantar los ánimos y recrear la fraterna y gozosa comunión.

Ante la maquinación imparable contra personas e instituciones arquidiocesanas, la perplejidad abarca a todos, en todos los niveles. Nadie sabe qué hacer. Ni siquiera aquí.

Orando, he venido a concluir que solamente yo, como Pastor, he de asumir el momento tan grave y romper este círculo infernal. Me adelanto así a cualquiera otra intervención, que podría empeorar aún más la situación.

Por lo que me he adelantado a presentar libre y espontáneamente, y contra el consejo de tantos, mi renuncia a la sede arzobispal santafesina. Lo cual, de ninguna manera, significa que reconozca culpas ni acepte acusaciones. Todo lo contrario. En paz con mi conciencia, rechazo todo cargo. Sabiendo que nadie ni nada -ni mi misma conciencia- puede juzgarme. Mi juez es el Señor.

Esta presentación de mi renuncia es un servicio pastoral más a la Iglesia que amo y he tratado de servir a lo largo de mi vida, especialmente en los veinticinco años de obispo y dieciocho a la cabeza de la arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz, como Sucesor de los Apóstoles y Vicario de Cristo en ella.

Espero la respuesta del Santo Padre a mi ofrecida renuncia.

Y espero también de ustedes la debida honestidad. Ni falsas lecturas, ni torcidas interpretaciones ante mi gesto.

Lamento las miserabilidades de tantos y las perdono. Pero, sepan todos que me alegro del sufrimiento de Pastor que el rebaño fiel ha compartido. Porque es el misterio fecundo de la Cruz el que nos asegura la unión profunda con Cristo y la abundancia del Espíritu, para poder vivir y obrar como hijos del Padre celestial: colaborando, unidos en la Iglesia, a la salvación del mundo, de este mundo tan necesitado de Dios.

Por otra parte, ‘por sus frutos los reconocerán’ y los frutos están a al vista ¡abundantes! No como obra mía y de mis leales colaboradores (presbíteros, diáconos, religiosos, laicos) sino de la multiforme gracia de Dios; que se sirve de instrumentos inútiles para que Cristo, en su Misterio pascual, esté presente y actuante en el mundo, Único Salvador, hasta que vuelva en su gloria, como Justo Juez.

María de Guadalupe, nuestra Madre, y San José, nuestro patrono, nos acompañen siempre y nos ayuden a mantenernos fieles al Único que permanece; con la fe, la esperanza y el amor sin ficción: ¡el que nunca defrauda!

Los bendigo de corazón.

Mons. Edgardo Gabriel Storni, Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz

11 comentarios:

Anónimo dijo...

En buenahora. Esa arquidiócesis estuvo anegada de progresistas por obra y gracia de Mons. Vicente Zaspe durante muchos años. La designación de Storni tenía por propósito hacer retornar al clero y la feligresía a la vida de la fé integérrima.
Si lo logró o no, es otro cantar.
El clero de mayor edad es el que se lanzó contra el arzobispo con acusaciones como la que hoy desecha la justicia civil, porque no podía blanquear esa sorda y desleal lucha ideológica como motivo principal de sus ataques.
Fíjese en los sacerdotes, y de qué edad eran, que lideraron la campaña de desprestigio y comprenderá lo que le digo.
Llama la atención que la jerarquía local alabó al saliente obispo de Santiago del Estero, homosexual declarado y descubierto, pero no levantó un dedo en favor de Storni.
¿Quién levantará este velo satánico de inmundicia que cubre al difamado...?
Cordialmente
Un lector memorioso

monjenegro dijo...

Una gracia de Dios que la justicia humana tenga gestos decentes de vez en cuando. El Emérito Arzobispo hizo mucho por nuestra arquidiócesis... getos de hombre macho, que acá se extrañan mucho. Losmiserables que lo juzgaron y que desataron esta ola satánica de acusaciones nunca tuvieron fundamentos ni evidencias. Mucho daño para Santa Fe, que era una comunidad fundamentada en una ortodoxia por lo menos "equilibrada" y un estílo litúrgico "desente". Junto a Mons. Storni también "cayeron" sacerdotes excelentes que ahora se encuentran confinados en tareas muy por debajo de sus talentos, sin mencionar a más de un santo varón sacerdote que está literalmente recluido, sin trabajo y olvidado por su pastor. Que Dios haga Justicia con Storni, y que haga justicia con tantos sacerdotes que pagaron muy caro la fidelidad a la Iglesia por defender a los santafesinos de varias perversidades que se venían orquestando. Con la caída de Storni se cumplió el deseo de muchos malparidos que querían para santa fe: Casino y ley de salud reproductiva. Con Don Edgardo Gabriel no lo podían relaizar.Creo que Storni no es un santo, pero, como decía Castellani: "El anti-clericalismo argentino consiste en achacarle al clero errores que no tiene y dejarle pasar los que sí tiene".

Anónimo dijo...

Elegí anónimo porque no estoy suscripta. Me pregunto ¿quién reparará el inmenso daño causado a nuestra Iglesia Particular? ¿Dónde están los acusadores, que tanto hablaron por todos los medios? ¿Dónde están los sacerdotes? Especialmente los Presbíteros Capocetti, Montini, Scatizza, Sarsotti y varios más?

Anónimo dijo...

Quieren saber porqué "cayó" Storni? Lean su última gran homilía, predicada para el "Te Deum" del 25 de Mayo de 2002. Al tipo no se lo aguantaron más y le pagaron a una periodista de cuarta para que escriba una novelita sin fundamentos ni documentos dignos para destapar la olla y armar un escándalo... con el auspicio de algún que otro clérigo.

http://www.aica.org/aica/documentos_files/Obispos_Argentinos/Storni/2002_05_25.htm

Anónimo dijo...

EN UNA CHARLA MANTENIDA CON EL EN SU CASA DE LA FALDA ME CONTO VARIAS COSAS RELATIVAS AL CASO Y LE CREO PORQUE SIEMPRE VI EN SU PERSONA A UN SER HONESTO Y ENTREGADO A LA IGLESIA, TODO ESTO FUE UNA CAMA POLITICA PARA DESHONRAR SU PERSONA,Y COMO BROCHE DE ORO EL HABERSE OPUESTO AL CASINO EN SANTA FE, LUGAR QUE HOY ESTA CAUSANDO MISERIAS ECONOMICAS Y HUMANAS COMO EN UN MOMENTO EL VATICINO. DESCANSE EN PAZ MONS STORNI. UN AMIGO

Anónimo dijo...

Anónimo 13:22 a Storni no lo echaron, le hicieron la cama con una mentira, el no quería que instalaran en Santa Fe un casino, pero los intereses avarientos de ya sabemos quiénes, lo volaron inventándole un escándalo. Vaya hoy en día a ver la degradación que es la gente en ese casino, se han sumergido en el vicio del juego.

Anónimo dijo...

El casino gana un millón de pesos por día, asi que imagínense lo grave que es dejar que la gente se sumerja asi en el vicio.

Tomás dijo...

No sé si Storni era culpable de abusos de seminaristas, lo que si consta que era hereje y no era Obispo.

Anónimo dijo...

Espantoso personaje, abusador corruptor de almas, perverso el peor de todos los tiempos espero y creo en la justicia divina que seas el primero en entrar al infierno cuando se abran las puertas !!!!! Vos Storni y todos tus encubridores y secuaces !!!!

mario roffinott dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Soy maximiliano castillo, para no caer en la idiotez de comentar como anónimo igual que vos. Se donde esta Capoccetti, trabajando por la iglesia que ama y denunciando a este enfermo hasta el día de hoy