sábado, 30 de marzo de 2013

Monición para el Domingo de Pascua


Monición para el Domingo de
Pascua de Resurrección del Señor

31 de Marzo de 2013


¡Resurrexit sicut dixit, Aleluya!

Desplegando la entrada encontrará los habituales enlaces para oír y bajar el audio de esta presentación, como así también el archivo para imprimir la monición.


El nombre de Pascua, que quiere decir pasaje, que se da a la Solemnidad de la Resurrección de Jesucristo, se deriva de una de las fiestas más solemnes de la antigua ley. Fiesta instituida tanto en memoria del paso del Ángel exterminador que mató a los primogénitos egipcios, como de la milagrosa libertad de la servidumbre de Faraón, rey de Egipto, obtenida por el pueblo de Dios, la cual es figura de nuestra libertad del cautiverio del demonio.

Esa fiesta la celebraban los judíos con muchas ceremonias, pero especialmente sacrificando y comiendo un cordero cuya sangre rociada sobre las jambas de las puertas, los hizo inmunes al terrible azote divino.
Mas nosotros la celebramos ahora, sobre todo, recibiendo al verdadero Cordero sacrificado por nuestros pecados, que es Cristo Jesús, en el Santísimo Sacramento del Altar.
Porque en la Nueva Ley, la Pascua significa el paso de Jesucristo de la muerte a la vida, y su triunfo sobre el demonio que nos ha trasladado de la muerte del pecado a la vida de la gracia.

En este día celebramos el misterio de la Resurrección del Señor, es decir: la reunión de su alma santísima con su cuerpo, del cual se había separado por la muerte, celebrando también su nueva vida gloriosa e inmortal.
Y lo hacemos con toda solemnidad y por el término de toda la octava, por la excelencia del misterio, que fue el complemento dé nuestra redención y es el fundamento de nuestra Religión.

Para celebrar dignamente la fiesta de Pascua, adoremos con santa alegría y vivo reconocimiento a Jesucristo, y resucitemos espiritualmente con Él, comenzando una nueva vida según el espíritu, renunciando totalmente y para siempre al pecado y a todo lo que a él nos lleva, y amado sólo Dios y todo lo que a Dios nos lleva. Así sea.








Oír desde Gloria TV con calidad CD




Ilustra esta entrada: "La Resurrección de Jesucristo", retablo (óleo sobre madera) de Pedro Pablo Rubens pintado en 1612, que se conserva en la catedral de Amberes.


¡Por favor, deje su comentario!