viernes, 29 de marzo de 2013

Exultet o Pregón Pascual


Solemne Vigilia Pascual

Elogio del Cirio Pascual

R.P. Dr.Alfredo Sáenz, SJ

22 de Marzo de 2008

(Audio: 08' 55" )


Como dice acertadamente el padre Andrés Azcárate, en el que fue en su tiempo famosísimo misal diario para América (*), el elogio del Cirio que se canta al principio de la Vigilia de Pascua:

"es una pieza literaria henchida de poesía y de lirismo y también de alta teología, donde se hace resaltar la caída del hombre, las tinieblas y la esclavitud en que por ella fue sumida la humanidad, la Redención por Jesucristo y la gloriosa Resurrección; cantado todo con un entusiasmo que contagia a la multitud... en esta noche que podría llamarse Noche de la Luz".

Oigámoslo abajo durante su ejecución en la extinta Capilla Sagrado Corazón de Jesús, en la Solemne Vigilia del pasado año 2008.

(*) El ya fallecido padre Azcárate, fue abad del monasterio benedictino de Buenos Aires, hoy trasladado a las cercanías de Luján. La primera edición del mencionado misal es del año 1943. Muchos ejemplares han sido desempolvados ahora, gracias al Motu Proprio Summorum Pontificum.


Pregón Pascual - Padre Sáenz




Pregón Pascual

1. Alégrese en el cielo el coro de los ángeles.
Alégrense los ministros de Dios,
y por la victoria de un Rey tan grande,
resuene la trompeta de la salvación.

2. Alégrese también la tierra inundada de tanta luz,
y brillando con el resplandor del Rey eterno,
se vea libre de la oscuridad
que envolvía a todo el mundo.

3. Alégrese también nuestra madre la Iglesia,
adornada con los fulgores de una luz tan brillante,
y resuenen en este recintos
las voces clamorosas del pueblo.

V. El Señor esté con vosotros.
R. Y con tu espíritu.]
V. Levantemos el corazón.
R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R. Es justo y necesario.

4. Realmente es justo y necesario
que aclamemos con nuestras voces
y con todo el fervor de nuestra inteligencia
y de nuestro corazón
al Dios invisible, Padre todopoderoso,
y a su único Hijo, nuestro Señor Jesucristo.

5. Porque Él pagó por nosotros al eterno Padre
la deuda de Adán, y borró con su sangre
la sentencia del primer pecado.

6. Estas son las fiestas pascuales,
en las que se inmola el verdadero Cordero,
con cuya sangres son consagradas las puertas de los fieles.

7. Esta es la noche en que antiguamente sacaste de Egipto
a nuestros padres, los hijos de Israel,
y los hiciste pasar milagrosamente por el mar Rojo.

8. Esta es la noche que disipó las tinieblas
de los pecados con el resplandor
de una columna de fuego.

9. Esta es la noche que devuelve la gracia y santifica
a todos los que creen en Cristo,
una vez que se han apartado de los vicios del mundo
y de la oscuridad del pecado.

10. Esta es la noche en la que Cristo
rompió los lazos de la muerte
y subió victorioso de los abismos.

11. ¡Qué admirable es tu bondad con nosotros!
¡Qué inestimable es la predilección de tu amor:
para redimir al esclavo, entregaste a tu propio Hijo!

12. ¡Pecado de Adán ciertamente necesario,
que fue borrado con la muerte de Cristo!
¡Culpa feliz, que nos mereció tan noble y tan grande Redentor!

13. Por eso, el misterio de esta noche
aleja toda maldad, lava las culpas,
devuelve la inocencia a los pecadores
y la alegría a los afligidos;

14. ¡Noche verdaderamente feliz
en la que el cielo se une con la tierra
y lo divino con lo humano!

15. En esta noche de gracia, recibe, Padre santo,
la alabanza de este sacrificio
que te presente la santa Iglesia
por medio de sus ministros,
al ofrecerte solemnemente este Cirio,
cuyas sustancias elaboraron las abejas.

16. Por eso, Señor, te rogamos,
que este cirio consagrado en honor de tu Nombre,
continúe ardiendo constantemente
para disipar la oscuridad de esta noche,
y que aceptado por ti como perfume agradable,
se incorpore a los astros del cielo.
Que lo encuentre encendido el lucero de la mañana,
aquel lucero que no tiene ocaso:
Jesucristo, tu Hijo, que volviendo de los abismos
resplandeció sereno sobre el género humano,
y vive y reina por los siglos de los siglos.

R. Amén.


¡Por favor, deje su comentario!

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Si se le pone atencion, es realmente hermosa esta oracion.
llena de amor. Gracias Jesus!!!

Anónimo dijo...

Dios es bueno. Gracias senor jesus

Anónimo dijo...

Y si usted supiera anónimo de las 00:27 lo hermoso que es el Himno Vexilia Regis...

Anónimo dijo...

Ya del Rey se enarbola el estandarte,
De la Cruz el misterio resplandece,
De la vida el autor muerte padece,
y con ella la vida nos reparte.

Pues al violento impulso de un soldado,
Herido con la lanza cruelmente,
Para lavar al hombre delincuente,
Agua y Sangre manó de su costado.

Ya cumplida se ve la profecía,
Que, en verso fiel, David cantaba
Y a todas las naciones anunciaba
Que Dios desde el madero reinaría.

Árbol el más brillante y más hermoso,
Con la Sangre del Rey ennoblecido,
De tronco digno y fértil, escogido
Para tocar el Cuerpo más precioso.

Dichosa, en cuyos brazos enclavado
De los siglos el precio está pendiente,
Hecha peso del cuerpo, y justamente
Quitando a los abismos lo robado.

Yo te saludo, ¡oh Cruz! dulce esperanza;
En este tiempo y días dolorosos
Acrecienta la gracia a los piadosos,
Y el perdón de su culpa el reo alcanza.
¡Oh Trinidad! de vida clara fuente,
Todo espíritu rinda a Ti la gloria;
A los que de la Cruz das la victoria,
Concédenos el premio eternamente.
Asi sea.


Y la antífona del CRUX FIDELIS
Dulce lignum,dulces clavos,
dulce pondus sustinet.

Dulces clavos sostienes, dulce leño
el dulce peso de mi dulce dueño

¿Si esto no es amor y poesía anónimo de las 00:27
digame usted que es.....?